Descubren nuevos microorganismos en dos bases espaciales

Cosmos

Por Sophimania Redacción
7 de Noviembre de 2013 a las 20:27
Compartir Twittear Compartir
Descubren nuevos microorganismos en dos bases espaciales

La NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea) tienen como objeto de estudio el mundo exterior, entre otras cosas, con la finalidad de encontrar nuevos tipos de vida en otros planetas. Pero esta vez no fue necesario que se transportaran fuera de la Tierra para hallar una nueva especie de microorganismo.

Una bacteria que sobrevive apenas sin alimento ha sido descubierto en dos habitaciones blancas (salas esterilizadas, aisladas del exterior), una de la NASA en Florida (U.S.A.) y otra de la ESA en la Guyana francesa, separadas entre sí por 4.000 kilómetros. La bacteria ha recibido el nombre de tersicoccus phoenicis. Estas salas se limpian constantemente y a conciencia para evitar contaminar de forma involuntaria otros planetas con bacterias terrestres, pero algunos microorganismos pueden resistir las condiciones más extremas.

En efecto, el trabajo de mantener las habitaciones impolutas hace que el número total de microbios sea muy inferior a cualquier otro ambiente terrestre. Pero al mismo tiempo, esto supone una selección, ya que solo quedan aquellos que resisten condiciones tan duras como la limpieza química, los tratamientos de rayos ultravioletas y la falta de nutrientes.

"Queremos comprender mejor cómo funcionan estos organismos, ya que las capacidades que los adaptan para sobrevivir en salas blancas también podrían permitirles sobrevivir en una nave espacial", dice Parag Vaishampayan, microbiólogo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

Algunos otros microbios han sido descubiertos en habitaciones esterilizadas para naves espaciales, pero ningún otro antes había sido encontrado en dos salas diferentes y en ninguna otra parte. Los hogares del nuevo microbio está separados uno del otro por 4.000 kilómetros de distancia, en una instalación de la NASA en el Centro Espacial Kennedy y en un centro de la ESA en Kourou, Guayana francesa.

"La Tersicoccus phoenicis podría encontrarse en algún entorno natural con los niveles de nutrientes muy bajos, como una cueva o en el desierto", sospecha Vaishampayan. Tal como sucede con otra especie de bacteria Paenibacillus phoenicis identificada por los investigadores del JPL y que actualmente se encuentra en solo dos lugares de la Tierra: una habitación blanca para naves espaciales en Florida y una mina de molibdeno a más de 2 kilómetros de profundidad en Colorado.

 

Fuente: ABC

 


Compartir Twittear Compartir