Jefe de la NASA: Si un asteroide está en curso de colisión con la Tierra sólo nos queda rezar

Cosmos

Por Sophimania Redacción
20 de Marzo de 2013 a las 03:59
Compartir Twittear Compartir
Jefe de la NASA: Si un asteroide está en curso de colisión con la Tierra sólo nos queda rezar

El jefe de la NASA Charles Bolden dijo este martes, en una audiencia realizada por la comisión de Ciencia de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, que ante un asteroide o meteoro desconocido que pueda estar en curso de colisión con la Tierra, lo único que podemos hacer es rezar.

Como se recuerda, el pasado 15 de febrero un meteorito explotó con la atmósfera de Chelyabinsk, Rusia, creando una fuerza de choque que rompió ventanas y edificios, además de dejar más de mil quinientos heridos. Fue el objeto más grande en chocar con la atmósfera de la Tierra desde el evento de Tunguska en 1908; cuando un asteroide explotó en Siberia, arrasando 80 millones de árboles en más de 2, 150 kilómetros cuadrados.

Más tarde, ese mismo día, otro asteroide conocido como DA14 con un diámetro estimado de 45 metros, pasó a unos 28 mil kilómetros de la Tierra; es decir, más cerca que los satélites meteorológicos y redes de comunicación en órbita. Aunque el DA14 si había sido detectado desde un año atrás y se esperaba su "visita".

 

asteroide impacto

 

Y este mes, un asteroide ocho veces más grande que el meteorito de Rusia, llamado Asteroide 2013 ET, pasó a una distancia de 600 mil kilómetros de nuestro planeta; esto es, alrededor de dos veces y media la distancia de la Luna. Moviéndose a una velocidad de unos 26 mil kilómetros por hora, pudo aniquilar una gran ciudad si hubiera impactado con la Tierra.

Los eventos "nos sirven como prueba de que vivimos en un sistema solar activo con objetos potencialmente peligrosos que pasan por nuestro barrio con una frecuencia sorprendente", dijo la representante Eddie Bernice Johnson, una demócrata de Texas.

"Tuvimos la suerte de que los acontecimientos del mes pasado fueron simplemente una coincidencia interesante y no una catástrofe", señaló el presidente de la Comisión, Lamar Smith, republicano de Texas, quien convocó esta audiencia para saber qué se está haciendo y cuánto dinero se necesita para proteger mejor el planeta de estas amenazas externas.

Actualmente, la Nasa ha encontrado y tiene un seguimiento de cerca del 95 por ciento de los objetos más grandes que vuelan cerca de la Tierra; los cuales cuentan con cerca de un kilómetro de diámetro. Esto gracias al programa NEO (Near Earth Objects) que tiene como objetivo darle a los científicos e ingenieros todo el tiempo que sea posible para saber si un asteroide o cometa está en curso de colisión con nuestro planeta; con la esperanza de enviar una nave espacial o tomar otras medidas para evitar una catástrofe. "Un asteroide de ese tamaño probablemente podría acabar con la civilización", afirmó John Holdren, asesor científico de la Casa Blanca a los legisladores en la misma audiencia.

Sin embargo, no existe un sistema eficaz ni dedicado a detectar objetos potencialmente peligrosos que sean menores de un kilómetro de diámetro como los que nos han rozado o impactado últimamente. La detección de meteoritos como el de Rusia no es posible sino hasta que ya es demasiado tarde quizás hasta para evacuar.

 

asteroide caidaatmosfera

 

Los esfuerzos por crear alianzas internacionales de vigilancia son insuficientes. Recién a fines de este año la ONU debatirá el informe de un grupo de trabajo internacional que ha propuesto un protocolo global de coordinación para la detección de estos objetos menores pero potencialmente devastadores de una ciudad. El plan también propone llegar a un consenso con respecto a los diferentes planetas existentes para desviar o explotar un objeto en curso de colisión a la Tierra. Mientras que un grupo privado de ex-astronautas, liderado por el ex Nasa Ed Lu, planea lanzar en el 2017 o 2018 una nave, Sentinel, de detección de asteroides "pequeños", que permita una alerta temprana desde el espacio.

"Las probabilidades de que un objeto cercano impacte la Tierra, provocando muertes masivas y la destrucción de grandes infraestructuras, son muy pequeñas; pero, las posibles consecuencias de tal evento son tan grandes que tiene sentido tomar este riesgo seriamente", explicó Holdren.

Hace aproximadamente 66 millones de años, un asteroide de cerca de 10 kilómetros se cree que se estrelló en lo que hoy es la península de Yucatán, en México, lo que llevó a la desaparición de los dinosaurios, así como la mayoría de plantas y vida animal en la Tierra. Tenemos que estar preparados para que este evento no se repita.

Información de Reuters. Versión, edición y traducción de Sophimanía.

Artículo original y completo (en inglés) aquí.

Artículos relacionados

Cientos de heridos tras explosiones causadas por meteorito en Rusia

15 de febrero: El día que el asteroide nos rozó

ONU propone "respuesta internacional a la amenaza de un impacto de meteorito"

La nave que no tenemos para detectar asteroides a tiempo

Tierra recibe avalancha de asteroides

 

 


Compartir Twittear Compartir