Lejano agujero negro supermasivo gira a la mitad de la velocidad de la luz

Cosmos

Por Sophimania Redacción
7 de Marzo de 2014 a las 17:43
Compartir Twittear Compartir
Lejano agujero negro supermasivo gira a la mitad de la velocidad de la luz

Un agujero negro supermasivo en el interior de un cuásar distante gira a aproximadamente 540 millones de kilómetros por hora, es decir, más o menos a la mitad de la velocidad de la luz, según un estudio, publicado el miércoles 5 de marzo, en la revista Nature.

El equipo astrónomos, dirigidos por Ruben Reis, investigador postdoctoral de astronomía de la Universidad de Michigan, ha utilizado el observatorio de rayos X Chandra de la NASA y el XMM -Newton Telescope de la Agencia Espacial Europea (ESA), con el que han medido las velocidades de giro de los agujeros negros antes, pero nunca uno tan lejos. Este agujero negro, recién medido, está dentro de un cuásar a unos 6 mil millones de años luz de la Tierra.

Los agujeros negros se definen por dos características simples: masa y giro. Mientras los astrónomos han sido durante mucho tiempo capaces de medir la masa de los agujeros negros de forma muy eficaz, la determinación de sus giros ha sido mucho más difícil.

 

agujero quasar

Los modelos de computadora muestran que la rapidez de los giros de los agujeros negros depende de la cantidad de materia que haya disponible para que agujero consuma, "La velocidad del agujero negro supermasivo en el interior cuásar RX J1131-1231 indica que el agujero negro se alimenta de forma constante, lo más probable es que se trate de una dieta de galaxias vecinas", dijo Mark Reynolds, también astrónomo de la Universidad de Michigan.

En esa medida, el agujero negro supermasivo regularmente consume el equivalente a unas 333.000 Tierras cada año, dijo Reynolds. Los científicos quieren medir las velocidades de giro de otros agujeros negros supermasivos, aún más distantes, para ver cómo las condiciones eran diferentes más atrás en el tiempo.

"En circunstancias normales este cuásar lejano sería demasiado débil para ser estudiado. Sin embargo, los investigadores fueron capaces de tomar ventaja de una especie de efecto de telescopio natural conocido como lente gravitacional, y de una alineación con galaxia elíptica gigante para conseguir una vista más cercana" indicó Universidad de Michigan en un comunicado.

"El lente gravitacional, predicho por Einstein, ocurre cuando la gravedad de objetos masivos actúa como una lente para doblar, deformar y magnificar la luz de objetos más distantes a medida que pasa"
La capacidad de medir los giros de los agujeros negros en un gran rango de tiempo cósmico debería hacer posible estudiar directamente si el agujero negro evoluciona al compás de su galaxia anfitriona", finalizó Reis.


Compartir Twittear Compartir