Lo que no sabias de la Gravedad

Cosmos

Por Sophimania Redacción
1 de Diciembre de 2014 a las 12:38
Compartir Twittear Compartir
Lo que no sabias de la Gravedad

 

La gravedad es de lejos la más débil de las fuerzas que conocemos (interacción nuclear fuerte, nuclear débil, electromagnética y gravitatoria). No obstante, nos da peso, es la causa de las órbitas planetarias y de la creación misma de las estrellas, planetas y galaxias. La presión gravitacional dentro de las estrellas hace que los átomos se unan para formar elementos.

Pese a la creencia popular, no es igual en todos los lugares de la Tierra. No es uniforme ni constante, sino que varía según el lugar y el momento del año en el que nos encontremos. Esto se debe a una serie de factores como la desigual distribución de la masa de los océanos y los continentes, y a variables relacionadas con el clima como el derretimiento de los glaciares, explican en Universe Today.

Estas variaciones que hacen que la gravedad sea distinta en los diferentes puntos del planeta quedan reflejadas en un curioso modelo conocido como la «patata Potsdam», una visualización del campo de gravedad de la Tierra realizada por el Centro Alemán de Investigación Geofísica (GFZ) en Potsdam, Alemania. El resultado tiene un gran parecido con un tubérculo en vez de a una esfera con los polos aplanados. Además no es fijo, sino que cambia con el tiempo.

El modelo se ha realizado con mediciones obtenidas por los satélites LAGEOS, GRACE y GOCE, además de mediciones terrestres. Este modelo es mucho mas preciso que el actual gracias al trabajo de la Agencia Espacial Europea (ESA) GOCE, lanzado el 2009 y que desde entonces ha permitido medir el campo gravitatorio de la Tierra utilizando gradiometría de gravedad, el estudio de las variaciones en la aceleración de la gravedad.

“Esto permite la medición de la gravedad en las regiones de difícil acceso con una precisión sin precedentes, por ejemplo en África Central y el Himalaya”, explican desde el GFZ. Además, los satélites GOCE ofrece ventajas cuando se trata de medir los océanos.

Según los datos obtenidos en 2011, el punto de menor gravedad de la Tierra se sitúa en el Sur de India. La región de América del Norte tiene un campo gravitatorio bajo, lo que en la imagen del geoide se representa con el color azul.

El color amarillo representa las zonas de mayor gravedad, por ejemplo la región de España y parte del norte de Europa. La parte occidental de América del Sur, la región correspondiente a la cordillera de los Andes, y Australia también tienen una gravedad alta.

 

1gravedad2

 

Otros datos que no sabias de la Gravedad

 

Isaac Newton no descubrió la existencia de la gravedad. Su contribución fue elaborar las leyes que describen sus efectos. El término "gravedad" ya se usaba para describir la fuerza que le da peso a los objetos antes de que él naciera, y grandes pensadores como Nicolás Copérnico y Johannes Kepler ya habían especulado sobre la atracción gravitacional.

La fuerza de la originalidad de Newton descansa en el hecho de que él la demostró matemáticamente, probó que era una fuerza universal y comprobó los efectos de la acción invisible a distancia.

El árbol asociado tradicionalmente con la anécdota se mantuvo erguido hasta 1860.

 

Vídeo que explica los trenes gravitacionales

 

 

Los trenes gravitacionales

 

Si uno excavara un túnel que atravesara el planeta desde cualquier punto en la superficie hasta otro punto y brincara al hueco (y lograra contrarrestar los efectos de la fricción), le tomaría exactamente 42 minutos y 12 segundos llegar al otro lado.

Al llegar, se detendría momentariamente precisamente en el lugar correcto (es decir que ni saldría disparado afuera ni se quedaría atascado bajo tierra), antes de empezar a caer por el túnel en la dirección opuesta.

En la primera mitad del viaje, aceleraría debido a la fuerza de gravedad, y en la segunda mitad, desaceleraría, pero la inercia siempre lo llevaría al otro lado.

No es necesario ir por la mitad del planeta: ocurriría lo mismo si el túnel fuera de Londres a Moscú que de Londres a París o Sidney.

Por supuesto, esta posibilidad es puramente teórica en la Tierra. La magma del núcleo del planeta representaría un gran reto, así como la atmósfera, que implicaría mucha resistencia del aire.

Un cuerpo celeste como la Luna, sin embargo, no tiene un núcleo ardiente pero sí una atmósfera delgada, así que quizás sí sea posible instalar un tren gravitacional allá.

Atravesar la Luna tomaría exáctamente 53 minutos, un viaje más largo que el de la Tierra, a pesar de que la distancia es más corta. Esto se debe a que la Luna es mucho menos densa y la inercia sería menor.

 

Fuente: ABC, BBC


Compartir Twittear Compartir