Los agujeros negros serían más comunes de lo que pensábamos

Cosmos

Por Sophimania Redacción
28 de Junio de 2016 a las 13:27
Compartir Twittear Compartir
Los agujeros negros serían más comunes de lo que pensábamos
Nuevo modelo predice mucho más agujeros negros de los que se pensaba. Imagen: Internet

La primera prueba real de la existencia de las ondas gravitacionales ha hecho que los científicos evalúen de nuevo de qué se compone realmente nuestro universo, y un equipo internacional de investigadores cree que el espacio podría estar más lleno de agujeros negros de lo que se pensaba.

La predicción se basa en un complejo modelo matemático del cosmos, y si resulta ser exacta, es probable que detectemos muchas más ondas gravitacionales acercándose a la Tierra en el futuro.

Los investigadores dicen que podríamos estar observando hasta mil fusiones de agujeros negros en un año, una vez que la nueva generación de escáneres de ondas gravitacionales comiencen a funcionar y sean capaces de controlar las ondas con una mayor sensibilidad que la máquina actual de LIGO. Esto sería revolucionario ya que hasta ahora, solamente hemos conseguido detectar ondas gravitacionales dos veces.

"El universo no es el mismo en todas partes", dice el co-autor del estudio, Richard O'Shaughnessy, del Instituto de Tecnología de Rochester en Nueva York. "Algunos lugares producen mucho más agujeros negros binarios que otros. Nuestro estudio toma cuidadosamente en cuenta estas diferencias". El nuevo modelo incluye algunos de los cálculos más detallados de su tipo jamás realizada, dice el equipo.

Aún no es seguro de que el modelo demuestre ser exacto, pero sí predijo la primera detección de ondas gravitacionales en febrero, entonces tiene un buen historial. Además los científicos de LIGO dicen que sus hallazgos originales sugieren que hay mucho más colisiones de agujeros negro binarios por ahí esperando a ser descubiertos.

Los tipos de agujeros negros binarios que pueden producir ondas gravitacionales como las detectadas en LIGO no son como la mayoría de los agujeros negros: son más grandes de lo normal, formados a partir de antiguas estrellas de 40 a 100 veces más masivas que nuestro Sol, y queman una forma más pura de hidrógeno.

Según los nuevos cálculos, estos agujeros negros supermasivos tienen una velocidad de giro constante, y sus órbitas permanecen en un solo plano. Si bien los efectos de una colisión y del colapso no parecen afectar su posicionamiento, este puede tener una influencia en las órbitas de los agujeros negros más pequeños alrededor de ellos.

"LIGO no va a ver mil agujeros negros como estos cada año, pero muchos de ellos será aún mucho mejores y más emocionantes porque vamos a tener un mejor instrumento, mejores lentes para verlos con mejores técnicas", dice O'Shaughnessy.

En otras palabras, esto podría ser sólo el principio. El modelo está siendo compartido con otros astrónomos expertos en ondas gravitatorias para que pueda ser aplicado a sus propios estudios, y ha sido publicado en la revista Nature.

 

FUENTES: PHYS, SCIENCEALERT


#agujero negro #ondas gravitacionales
Compartir Twittear Compartir