Nasa y ESA trabajan plan de salvataje de la Tierra ante un asteroide peligroso

Cosmos

Por Sophimania Redacción
15 de Diciembre de 2014 a las 12:04
Compartir Twittear Compartir
Nasa y ESA trabajan plan de salvataje de la Tierra ante un asteroide peligroso

 

Desarrollar las tecnologías que permitan cambiar la órbita de un asteroide que se dirija a nuestro planeta se trata de una tarea compleja, cara, pero es posible. La NASA y la agencia espacial europea ESA se encuentran preparando esta misión, aunque hasta ahora no se ha detectado un asteroide potencialmente peligroso.  Uno de los programas de la NASA es “Asteroid Grand Challenge” al mando de Jason Kessler, quien le brindó una entrevista a EL MUNDO.

 

”Hemos descubierto ya el 95% de los asteroides de un kilómetro o más que el modelo [matemático] nos dice que deberían existir. Nos quedaría aproximadamente un 5% de objetos de ese tamaño que podrían devastar la vida en la Tierra, pero no sabemos dónde están”, dijo Jason Kessler.

 

Uno de los ejes del programa Asteroid Grand Challenge es acelerar la localización de asteroides potencialmente peligrosos. Pero el programa de la NASA es parte de un proyecto mucho más ambicioso respecto a los asteroides que también son una fuente de valiosa información para entender el origen del Sistema Solar.

 

“Encontramos unos 1.000 asteroides cada año, pero tenemos planes para ampliar la búsqueda y descubrir unos 10.000. Para ello, necesitaremos un nuevo telescopio terrestre centrado sólo en esa tarea… Si encontramos un asteroide que va a chocar en sólo un par de años, la mejor solución en la actualidad sería dar una alerta y prepararnos para evacuar a la gente”, afirma.

 

“Si disponemos de varios años, por ejemplo, cinco años, las opciones son también limitadas porque lleva bastante tiempo diseñar, desarrollar y ejecutar una misión espacial”. En ese caso, la solución más viable sería enviar un misil o una nave espacial muy pesada a gran velocidad para que chocara con el asteroide y cambiara su órbita.

 

“El misil no tendría que destruir el asteroide, porque corremos el riesgo de que se formaran varios fragmentos. Lo mejor es que lo golpee, pero que no lo rompa”,  propone.

 

“Pero si detectamos un asteroide muy masivo y tenemos un plazo de tiempo de 20 años, podemos diseñar y desarrollar una misión», asegura. «Pensamos que un tractor gravitacional, o la masa de una nave espacial que se sitúe cerca del asteroide peligroso, podría cambiar su órbita en el transcurso de muchos años sin necesidad de tocarlo, debido a la gravedad de esa gran nave. No habría necesidad de moverlo mucho, porque en el espacio las distancias son tan enormes que, con desplazarlo un poco, conseguiríamos desviar su trayectoria para que ya no supusiera un peligro”.

 

1asttte2

Jason Kessler. Imagen de SERGIO ENRÍQUEZ-NISTAL

 

 

Atrapar a un asteroide

 

El mayor proyecto de la NASA es la misión Asteroid Redirect Mission, que consistirá en atrapar un asteroide de entre tres y siete metros probablemente, redirigirlo y conducirlo hasta una órbita estable cercana a la Luna con una nave robótica. En el 2020, se enviará a un equipo de astronautas en la nave espacial Orion para que trabajen en su superficie, tomen muestras y las traigan de vuelta a la Tierra.

 

El plan para atrapar un asteroide ha recibido críticas en EEUU por parte de aquellos que dudan de la utilidad de una misión tan cara y compleja. Kessler, sin embargo, no tiene dudas de que “vale la pena” llevar a cabo este proyecto.

 

“Nos permitirá mover por primera vez un objeto del Sistema Solar y trabajar sobre la superficie de un asteroide, al igual que la misión Rosetta acaba de hacer en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Los humanos nunca han hecho algo así. Además, se ensayarán técnicas que necesitaremos para ir a Marte. Es un paso más para ese viaje”, argumenta.

 

“Por primera vez se hará un experimento para comprobar si una nave espacial es capaz de cambiar la órbita de un asteroide. Nuestras soluciones para mitigar este peligro son sólo ideas y modelos que tenemos en la Tierra, pero no hemos podido probarlas. Y esta misión para redirigir un asteroide nos da la oportunidad de hacerlo”.

 

Además, añade, “lo fantástico de esta idea es que para buscar un objetivo para esta misión tripulada necesitamos usar telescopios. Y es una fuente para buscar al mismo tiempo asteroides que puedan resultar peligrosos”.

 

Fuente: elmundo


Compartir Twittear Compartir