¿Qué rayos está pasando con el sistema de satélites Galileo?

Cosmos

Por Sophimania Redacción
25 de Agosto de 2014 a las 14:19
Compartir Twittear Compartir
¿Qué rayos está pasando con el sistema de satélites Galileo?

 

La Comisión Europea (CE) exigió explicaciones "plenas" a Arianespace y a la Agencia Espacial Europea (ESA) por los problemas en el lanzamiento de dos satélites del futuro sistema europeo de posicionamiento Galileo, también les pidió un calendario y un plan de acción para corregir la situación.

 

La inversión total, corre a cargo de la Comisión Europea, es de 13.000 millones de euros, una cifra a la que se ha llegado tras numerosos ajustes presupuestarios en un proyecto que prevé dotar al Viejo Continente de un instrumento más perfeccionado para uso civil que el GPS estadounidense. Gracias a un posicionamiento con una precisión que ronda un metro -cinco para el GPS- y una señal con menos zonas de sombra, Galileo espera abrir el camino a nuevas aplicaciones profesionales de pago que abran la perspectiva a una rentabilización de la inversión.

 

"Después de que fallara el viernes 22 de agosto la colocación en la órbita correcta de los satélites 5 y 6 de Galileo, la CE ha pedido a Arianespace y a la ESA que proporcionen todos los detalles del incidente, junto con un calendario y un plan de acción para corregir el problema", señaló la CE en un comunicado.

                                           

Según indicó el Ejecutivo comunitario, la información inicial proporcionada por el consorcio europeo responsable del lanzamiento y de la puesta en órbita de los satélites, Arianaspace, el problema se produjo en la "fase superior" del cohete Fregat encargado de la inyección de los satélites y como resultado los dos satélites no fueron colocados en la órbita correcta.

 

Por ahora los dos satélites se han quedado en una órbita elíptica a unos 17.000 kilómetros de altura, en lugar de situarse en una circular a 23.522 kilómetros desde donde se esperaba que pudieran funcionar el próximo otoño.

1gaalileo2

 

 

Crean comité de investigación para aclarar el problema

 

La CE participa en el comité de investigación creado para identificar las causas del problema. En las dos primeras semanas de septiembre deberá presentar las conclusiones preliminares y mencionar las medidas necesarias en Arianespace para prevenir que vuelva a ocurrir un incidente como este en futuros lanzamientos.

 

ESA ha informado a la CE de que su centro de control en Darmstadt, Alemania, "tiene a los satélites bajo control", pese a que no están en la posición orbital pretendida.

 

Además, ha creado un grupo de trabajo interno para supervisar la situación y para ello está en contacto con la ESA y Arianespace, que tendrán que presentar al comisario europeo de Industria y Emprendimiento, Ferdinando Nelli Feroci, en la primera semana de septiembre en Bruselas los resultados de sus conclusiones preliminares.

 

La Comisión "trabaja en estrecha colaboración con la ESA para maximizar las posibilidades de utilizar a los dos satélites como parte de la red Galileo", señaló. "El problema en el lanzamiento de dos satélites Galileo es muy desafortunado. La CE participará en una investigación de la ESA para comprender las causas del incidente y verificar hasta qué punto los dos satélites podrían ser empleados en el programa Galileo", afirmó el comisario europeo.

 

 

Qué produjo el fallo

 

Arianespace indicó en un comunicado que "el estado y el posicionamiento" tanto del dispositivo del cohete Fregat encargado de la inyección, como de los satélites, "son estables y no presentan ningún riesgo para la población". Añadió que se ha procedido a desembarazar Fregat de su combustible y se ha despresurizado "de forma normal".

 

En cuanto al origen de la anomalía, los primeros análisis apuntan a que se produjo durante la fase de vuelo de Fregat.

 

De acuerdo con esas conclusiones iniciales, la inyección de los satélites se produjo a una órbita elíptica con una excentricidad de 0,23 a 26.200 kilómetros de altura y una inclinación de 49,8 grados, cuando el objetivo era colocarlos en una órbita circular inclinada a 55 grados y a una altura de 29.900 kilómetros.

 

Los expertos del consorcio europeo van a continuar ahora "los estudios y los análisis" con sus socios rusos de Soyuz, con el cliente -la ESA- y con los industriales implicados en el desarrollo de los satélites con el objetivo de "determinar el perímetro de la anomalía y su impacto sobre la misión".

 

El presidente del consorcio, Stéphane Israël, aunque precisó que "es demasiado pronto para determinar las causas precisas" del incidente, presentó sus "excusas más sinceras" a su cliente, la ESA, y a la Comisión Europea, que es quien financia el programa Galileo, que puede verse ahora de nuevo afectado en sus plazos y probablemente también en su presupuesto.

1gaalileo3

 

 

Se seguirá con el cronograma de lanzamientos

 

Nelli Feroci reiteró su "convicción de la importancia estratégica de Galileo, y confió en que el despliegue de la constelación de satélites continuará como previsto".

 

El total de satélites que comprenderá el sistema de navegación serán de 24, que tendrían que estar listos para el 2017, según el calendario de la ESA, a los que se habrían de sumar seis de repuesto.

 

Por lo que en los próximos meses cuatro cohetes Soyuz tenían que lanzar dos satélites cada uno y, a partir de 2015, tres cohetes Ariane-5 se debían encargar de poner en órbita cuatro cada uno.

 

Fuente: elmundo, elmundo


Compartir Twittear Compartir