Radiación de potente llamarada solar se dirige a la Tierra

Cosmos

Por Sophimania Redacción
8 de Enero de 2014 a las 17:48
Compartir Twittear Compartir
Radiación de potente llamarada solar se dirige a la Tierra

Una onda de radiación y viento solar que viaja a 700km por segundo golpeará hoy la Tierra. La eyección de masa coronaria (CME) salió de la mancha solar AR1944 que es constantemente monitoreada por los meteorólogos espaciales.

Fue, precisamente por ello, que la NASA suspendio ayer miércoles 8 de Enero el lanzamiento del cohete Antares que llevaría en su carguero privado Cygnus, carga cientpifica y varios satélites a la Estación Espacial Internacional  . Uno de esos satélites es el peruano UAP-Sat 1 de la Universidad Alas Peruanas y que finalmente será lanzado el día de hoy, jueves 9 de Enero desde el Centro Wallops a la 1:07p.m.

manchaar

 

Los meteorólogos espaciales esperan tormentas geomagnéticas moderadas, generadas por la eyección solar, sin grandes consecuencias para los sistemas eléctricos y de comunicaciones.

La eyección, la primera del año 2014, proviene de la enorme mancha solar AR 1944, una de las mayores de la última década -mide 200.000 km de longitud y solo su núcleo sería capaz de tragarse tres planetas como la Tierra-, que el pasado lunes lanzó una potente llamarada de tipo X 1.2, de las más poderosas según la escala en la que se dividen.

Antes, la mancha, una región más fría y con gran actividad magnética sobre la superficie del Sol, había producido una serie de tormentas solares de nivel medio, de ahí que los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. llevaran semanas pendientes de su tamaño y dirección, que en el momento de la eyección apuntaba directamente hacia nuestro planeta.

El impacto de la CME se producirá en las próximas horas, según las previsiones. La NASA ha informado que la tormenta solar no representa una amenaza para los astronautas actualmente en la EEI. Así, la tripulación no tendrá que tomar ninguna medida para protegerse de la radiación.

 

Fuente: ABC


Compartir Twittear Compartir