¿Sabes cómo será el fin del Universo? Aquí te lo explicamos

Cosmos

Por Sophimania Redacción
6 de Julio de 2015 a las 13:57
Compartir Twittear Compartir
¿Sabes cómo será el fin del Universo? Aquí te lo explicamos

Ya sabíamos que nuestro planeta está condenado a morir, es solo cuestión de tiempo. En aproximadamente 6.000 millones de años a partir de ahora, la Tierra se evaporará cuando el Sol se convierta en un gigante rojo y acabe con nuestro planeta.

 

Sin embargo, ni siquiera estamos seguros de si el universo acabará en un firme y definido final, o si simplemente desaparecerá poco a poco. La física sugiere que hay varias opciones para el apocalipsis final. Y también ofrece algunas pistas sobre cómo podríamos sobrevivir.

 

 

fin 3

Foto: BBC

 

 

La muerte térmica

 

Nuestros primeros datos sobre el fin del universo provienen de la termodinámica, es decir, el estudio del calor. A pesar del nombre, la muerte térmica del universo no es un infierno ardiente. Se trata, en cambio, de la desaparición de todas las diferencias térmicas. La muerte térmica es mucho peor que ser convertido en cenizas. Una vez que el universo alcance la muerte térmica, todo quedará limitado a la misma temperatura y no habrá más vida.

 

Todas las estrellas morirán, casi toda la materia se descompondrá, y sólo quedará una amalgama de partículas y radiación. Incluso la energía de esa "masa" desaparecerá con el tiempo, debido a la expansión del universo. Al final, el universo se congelará, terminando frío, muerto y vacío, lo que se conoce como la Gran Congelación.

 

 

fin 4

Foto: BBC

 

 

Según Einstein, matería y energía se distorsionan en el espacio y el tiempo. De acuerdo a esta teoría, el universo debía estar extendiéndose o contrayéndose, pero nunca podría permanecer con el mismo tamaño. Ahora bien, si el universo está en continua expansión, debió ser mucho más pequeño de lo que es ahora. Esta asociación de ideas resultó en la teoría del "Big Bang" o la Gran Explosión: la idea de que el universo comenzó siendo algo increíblemente pequeño, pero se expandió increíblemente rápido.

 

En principio, y a no ser que la materia rebase un umbral crítico, el universo continuará expandiéndose para siempre y, en un momento dado, sufrirá el efecto de la muerte térmica, congelándose. Pero si hay demasiada materia, entonces la expansión podría detenerse.

 

Trataron de establecer un censo cósmico, sumando cuánta materia hay en nuestro universo, pero llegaron a la conclusión de que la cantidad de materia estaba rozando su punto crítico, lo cual resultaba en un futuro incierto. La materia "normal" y la energía no podían ser los causantes de que el universo se comportara de este modo. Esta era la primera evidencia de que existiría otro tipo de energía, que denominaron "energía oscura".

 

La energía oscura es una fuerza desconocida que actúa de manera muy diferente a la de cualquier otro tipo de energía en el cosmos. Todavía no sabemos con seguridad de qué se trata, pero sabemos que un 70% de la energía del universo es energía oscura, y que ésta crece cada día. Este tipo de energía controla el cosmos y tiende a acelerar la expansión del universo, lo cual hace que la perspectiva de una Gran Implosión sea mucho menos probable.

 

 

fin 5

Foto: BBC

 

 

La energía oscura fantasma

 

Existe otra posibilidad, en la cual la energía oscura también tendría gran protagonismo. Es especulativa e improbable, pero los expertos no pueden ignorarla. Se trata de la posibilidad de que la energía oscura sea más potente de lo que pensamos, hasta el punto que pueda llegar a destruir el universo por sí misma.

 

La energía oscura tiene una propiedad muy peculiar: mientras el universo se expande, la densidad de esta energía permanece constante. Pero, ¿qué ocurriría si la energía oscura aumentara más rápidamente que la expansión del propio universo? Entonces, se convertiría en otro tipo de energía: la "energía oscura fantasma". En este escenario, el universo terminaría en forma de "caída final" tal y como sucedió en La Guerra de las Galaxias. Por suerte, a día de hoy, el nivel de densidad de la energía oscura es muy reducido.

 

 

fin home

Foto: BBC

 

 

¿Sobreviviremos?

 

Parece mucho más probable que nuestro destino final sea la Gran Congelación, seguida probablemente por el Gran Cambio y, finalmente, una Gran Implosión. No hay ninguna razón para preocuparnos, como individuos, por el fin del universo. Todos estos eventos podrían suceder en trillones de años. Pero, ¿podrían las criaturas inteligentes de cualquier tipo sobrevivir?

 

El físico Alan Guth, quien trabajó en esta teoría, afirma que, según las leyes de la física, esto es imposible. Muchos cosmólogos consideran que la idea de la inflación es la que más se acerca a la explicación de cómo se creó el universo, pero la inflación tiene una interesante consecuencia con respecto al destino final del universo ya que, según esta teoría, el universo en el cual habitamos es solo una pequeña parte de un multiuniverso, que está continuamente engendrando mundos compactos, como el nuestro.

 

"Si ese es el caso, entonces el multiuniverso siempre estará creando una nueva vida, de forma genuinamente eterna", dice Guth.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir