Stephen Hawking: Una biografía total de la mente más brillante de nuestros tiempos

Cosmos

Por Claudia Cisneros Méndez
14 de Marzo de 2018 a las 19:49
Compartir Twittear Compartir
Stephen Hawking: Una biografía total de la mente más brillante de nuestros tiempos

"Están cordialmente invitados a la fiesta para viajeros en el tiempo con su anfitrión, el profesor Stephen Hawking", decía la invitación, y seguía: "la fiesta se llevará acabo en el pasado, en la Universidad de Cambridge Gonville & Caius College, Trinity Street, Cambridge".  Ese era el texto de las invitaciones que Stephen Hawking no envió a sus invitados - en junio del 2009 - sino hasta que la fiesta hubiera terminado. ¿Por qué? Estaba haciendo un experimento. Esperaba que los invitados aparecieran en la fiesta sin cursarles invitación en el presente para probar si existían los viajes en el tiempo en el futuro. Llenó la casa de globos, exquisitos bocadillos y litros de champaña. Se aseguró de poner en las invitaciones - nunca enviadas - las coordinadas, latitud y longitud, la fecha exacta era 28 de Junio del 2009, y una indicación de que no se necesitaba confirmar asistencia. Pero nadie llegó. Esperó que llegara la hora, tic-tac-tic-tac- y la puerta permaneció cerrada para los viajeros del futuro que nunca llegaron. "Qué lástima¨, dijo Stephen, "esperaba que la futura Miss Universo entrara por esa puerta".

 

Además de una mente brillante para la ciencia, Stephen tenía un particular sentido del humor. Para alguien atrapado en una silla debido a una enfermedad limitante físicamente, tener humor suficiente para reírse de las cosas del mundo era tremenda virtud. “La vida sería trágica sino fuera graciosa¨, solía decir.

Una vez el comediante John Oliver se quiso pasar de listo con él en una entrevista diciéndole que si Hawking postulaba que había infinitas posibilidades de universos, quizá existía uno en el que él (el comediante) era más inteligente que Stephen. Hawking contestó lacónicamente:¨Sí, y también un universo en el que eres gracioso¨. Decía que quería que la gente no se sintiera limitada por sus discapacidades físicas, mientras no estuvieran espiritualmente discapacitadas. Hawking no creía en dios pero creía fervientemente en las capacidades del ser humano. Decía que en su mente él se sentía libre pese a su enfermedad. Y decía también que algún día llegaríamos a conocer todos los secretos del universo. Que el universo no necesitaba un diseño de dios. La ciencia podía explicarlo todo. De hecho, era ateo.


En el 2014, durante una entrevista con el periodista español Pablo Jauregui, Hawking explicaba que si bien era comprensible que antes de que entendiéramos la ciencia se pensara que un dios era el creador del universo, hoy la ciencia ofrecía una explicación más convincente. Y que, eventualmente, cuando tuviéramos desarrollada y entendida una teoría unificadora del universo (del micro y macro cosmos, y todos los fenómenos del universo) el ser humano "conocería la mente de dios". ¿Cómo así, preguntó el periodista? ¨Conoceremos todo lo que estaría en la mente de dios. Si hubiera uno. Pero no lo hay. Soy ateo¨, dijo Hawking y las rotativas del mundo explotaron, y los creyentes del mundo, implosionaron
con toda clase de circunloquios para explicar el ateísmo de un ícono mundial. Já.

Hawking vivió hasta los 76 años cuando finalmente fue alcanzado por la enfermedad motora que lo sentó en una silla de ruedas desde su juventud, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Una enfermedad degenerativa que afecta ¨las neuronas del cerebro, del tronco cerebral y de la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios; las neuronas se desgastan o mueren y ya no envían mensajes a los músculos para moverse. Primero brazos y piernas, y al empeorar puede paralizar los músculos del diafragma y para deglutir, con lo cual puede tornarse imposible comer y respirar. Cinco de cada 100 mil personas en el mundo tienen ELA y el pronóstico de vida suele ser de 2 a 5 años como máximo. Stephen vivió 54 años desde que se la diagnosticaron. Los médicos no tienen una respuesta acerca de por qué logró sobrevivir tanto tiempo, aunque cierta estadística parece mostrar que cuando la enfermedad se manifiesta a edad temprana, las chances de vivir aumentan.

stephen-hawking-1982-gty-thg-180313_mn_4x3_992.jpg
Inserte el caption de la imagen

La ELA suele declararse entre los 40 y 60 años, a Stephen se le manifestó a los 21. Con el tiempo devino en cuadrapléjico producto de ella y eso dificultó su comunicación con el mundo. Al principio usaba su mano para seleccionar las palabras que aparecían en una pantalla instalada en su silla de ruedas, pero eventualmente perdió también la autonomía de la mano. Una parte mínima de los músculos de su mejilla derecha se convirtió en el medio por el cual su mente se expresaba y relacionaba con el resto del mundo. El sutil pero esforzado movimiento de esa mejilla lograba mover un sensor acoplado en sus anteojos, y a su vez este sensor se conectaba al computador y la pantalla en su silla. Con sucesivos movimientos de los músculos de su mejilla elegía las letras y luego las palabras que el software predecía en base a su habla cotidiana. Un sistema que la compañía Intel desarrolló específicamente para él y junto con él, pero que luego benefició a muchos otros con limitaciones similares a las suyas.

La voz robótica que traducía sus movimientos de mejilla, y en última instancia lo que había en su mente, se hizo icónica de la relación máquina-hombre. Como dice este video - que explica el complejo sistema mediante el cual se comunicaba - la voz de la inteligencia artificial se convirtió en la voz de Stephen Hawking. Un detalle llamaba la atención, el acento era de un inglés estadounidense y no británico (él era inglés de nacimiento). Preguntado acerca de ello, solía decir que ese acento le había traído suerte con las mujeres. Hawking amó y fue amado. Se casó dos veces. Una con su amor de la Universidad, Jane Wilde, con quien vivió 30 años y tuvo 3 hijos. Y otra con su enfermera, Elaine Mason, relación que duró unos once años. ¨No sería la gran cosa este universo si no fuese el hogar de gente a la que amamos¨, solía decir.

Screen Shot 2018-03-14 at 8.21.24 PM.png
Inserte el caption de la imagen

Su otro gran amor y la razón de su fama mundial: la física y su obstinada y firme creencia en entender ¨por qué el universo se toma la molestia de existir¨. Él quería conocerlo todo. Y en su camino por desenredar las leyes que gobiernan el universo desarrolló importantes aportes a partir de los agujeros negros y sobre el origen le universo. Ciertamente las nociones de agujero negro eran anteriores a Hawking. Se conocían como una zona en el espacio en la que hay tal cantidad de masa concentrada que todo objeto que se acerque sería deglutido y atrapado por la atracción de su gravedad. Pero Hawking hizo grandes avances para la física teórica a partir de los agujeros negros y de la teoría de la relatividad de Einstein.

La teoría de la relatividad de Albert Einstein (1916) que explica el “espacio-tiempo” como un tejido que se curva en función de la presencia de la materia y su gravedad, lleva a que en determinados puntos se concentre tal cantidad de materia que daba lugar a puntos singulares, infinitamente curvados y de gravedad tan fuerte que nada podía escapar de ellos: los agujeros negros. Y el llamado “horizonte de sucesos” era como se denominaba al borde de esos agujeros negros. Una frontera de donde nada podía escapar ni salir, ni siquiera la luz. Al menos eso era lo que se creía hasta que llegó Hawking. El físico demostró, usando la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad - algo nunca logrado hasta entonces - que sí había una radiación que se emitía desde un agujero negro. Postuló que estos no son tan negros como se pensaba, que los agujeros negros sí emitían energía y perdían materia; y que incluso podían desaparecer. A esa emisión de energía se le bautizó como "radiación de Hawking¨.

Por primera vez la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad parecían absolver un problema físico. Para Hawking, esto era muestra de que “las paradojas entre la mecánica cuántica y la relatividad general¨ podían resolverse. Esto es importante porque por años los científicos han buscado unificar en una sola teoría la física de las grandes cosas con la física de las más pequeñas.

Screen Shot 2018-03-14 at 8.28.03 PM.png
Inserte el caption de la imagen

Pero su utilización de la mecánica cuántica aplicada con la física tradicional no se detuvo allí. Junto con el matemático británico Roger Penrose, Hawking pudo hallar una constatación de la existencia del Big Bang, la teoría desarrollada en la década de los 40 que no tenía aun un consenso generalizado. Penrose y Hawking descubrieron que la teoría usada para los agujeros negros también podía explicar el Big Bang, y que los agujeros negros eran una suerte de Big Bang al revés. Entonces postuló que si el Big Bang era el principio de todo el universe conocido, el agujero negro sería su final. También junto con otros científicos – Hartle y Turok – mostró que el universo pudo perfectamente haber surgido de la nada, espontáneamente.

(Explicaciones con más detalle se complejizan, pero si alguien desea puede ahondar en ellas en este post en inglés bastante interesante, en este otro también en inglés, o en español aquí aquí.)

Justamente su libro más vendido (10 millones de copias), A brief history of time  o Una breve historia del tiempo (1988), es una explicación para no científicos y no especialistas del universo, su origen y funcionamiento, así como de sus aportes sobre el Big Bang y a partir de los agujeros negros. Ese libro fue lo que lo catapultó a la cúspide de la fama mediática y mass media. Hawking fue el científico más conocido y reverenciado de nuestra época desde Albert Einstein; y sus apariciones en espacios de cultura popular solo ensanchaban su fama, además de la percepción de que la ciencia y los misterios del universo estaban al alcance de cualquiera. Ese último también fue su gran aporte a costo de una suerte de banalización de su imagen; lo cierto es que se convirtió en una gran inspiración para jóvenes y pequeños que eligieron, gracias en gran parte a él, dedicarse al estudio del cosmos y de la ciencia.

Screen Shot 2018-03-14 at 8.34.18 PM.png
Inserte el caption de la imagen

La paradoja de Hawking fue que su atractivo mediático, dado su enorme esfuerzo divulgativo, sumado a la heroicidad con que era percibida su lucha contra sus limitaciones físicas, terminaron opacando un tanto su real valía científica. Algunos físicos lo consideraban frívolo por opinar de tantos temas, algunos de los cuales consideraban que excedían su área de expertise. Pero los medios lo buscaban y Stephen quería hablar con el mundo. Viajó mucho dando conferencias y conversando con periodistas. Así nos enteramos que era un ferviente creyente de que el ser humano debía acelerar la exploración de nuevos mundos a dónde establecerse debido a la inminente antropo-destrucción de nuestro planeta. Pero también pensaba que enviar humanos a Marte era estúpido por el costo alto en vidas (y dinero) que perfectamente las máquinas podían suplir por el momento.

También pensaba que un eventual encuentro con extraterrestres sería prejudicial para nosotros. Solía decir que “si los aliens alguna vez nos visitan, creo que el resultado sería parecido al de Cristobal Colón llegando a América, lo que no acabó bien para los nativos americanos¨. Era una persona con consciencia y opinión política, con consciencia y opinión ética. En el 2014 se pronunció enfáticamente en contra de la invasión de Siria y era también un defensor de la causa palestina.

Stephen nunca dejó de retar sus límites, intelectuales o físicos. Como cuando se convirtió en el primer cuadripléjico en experimentar la gravedad cero. Su sueño era poder viajar algún día al espacio, y aunque el dueño de Virgin Galactic le ofreció la oportunidad, fue un sueño que no llegó a cumplir. Y tanto como le gustaba expander las posibilidades de su cuerpo, gustaba hacerlo con su mente, convirtiéndose en uno de los científicos que más ha aportado a la física y astrofísica, y a la ciencia general desde Albert Einstein. Así todo, él nunca se creyó los comparaciones que le hacían con Einstein o Newton.

Hawking-ZeroG_web.jpg
Inserte el caption de la imagen

Amanda Gefter, periodista y divulgadora científica lo resume así: “No es exagerado decir que los descubrimientos de Hawking continúan llevando hacia adelante la física teórica de las últimas cuatro décadas. Es porque los tres grandes pilares de la física – relatividad general, mecánica cuántica y termodinámica – coinciden todas en sus brillantes cálculos, señalando el camino hacia una teoría unificada. Y porque está llena de paradojas y no hay nada más estimulante para la física que la paradoja, que te fuerza a cuestionar tus asunciones más básicas sobre el mundo. Y finalmente, porque su descubrimiento acerca de que los ladrillos básicos que componen el mundo, todo lo que alcanzamos a ver, nosotros, no son ¨reales¨ (dependen del punto referencial del observador) nos fuerza a preguntarnos, qué lo es. Nadie lo sabe. La búsqueda de la realidad continua, pero fue Hawknig quien ha encendido ese camino”.


#espacio #física #cosmos #agujero negro #stephen hawking
Compartir Twittear Compartir