Crónica de un peruano en una base marciana: La adaptación (Parte 1)

Misiones Espaciales

Por Victor Roman
2 de Mayo de 2017 a las 12:21
Compartir Twittear Compartir
Crónica de un peruano en una base marciana: La adaptación (Parte 1)
Misión 179 da la bienvenida a la joven misión 180, LATAM I (abajo). Victor Román a la izquierda. Foto: Sophimania

MDRS, Utah – EEUU. Simular que estás en Marte. La simulación de la primera misión latinoamericana comenzó oficialmente el lunes 1 de Mayo, dos noches después de nuestra llegada a la estación análoga marciana en el frío desierto de Utah, EE.UU. Los dos primeros días los utilizamos como preentrenamiento y para familiarizarnos con las instalaciones. 

Somos seis los integrantes de la primera misión integramente compuesta por lationamericanos, LATAM I, y somos el equipo 180 de las misiones de *The Mars Society Internacional. Mi nombre es Víctor Román y soy de Perú. En los próximos días les estaré relatando todo lo que sucede aquí en esta base que simula ser una base en Marte. Compartiré con ustedes las investigaciones y convivencia con mis compañeros de misión Yendri Corrales de Costa Rica, Gabriel Caballero de Argentina, Yair Piña de México y Camilo Reyes y Leonardo Valencia de Colombia. 

crew_180_1.jpg
De izquierda a derecha: Leonardo Valencia (Colombia), Víctor Román (Perú), Camilo Reyes (Colombia), Yendri Corrales (Costa Rica), Yair Piña (México) y Gabriel Caballero (Argentina)

Después de volar durante horas desde nuestros respectivos países, cada miembro de la tripulación aterrizó en una ciudad llamada Grand Junction en el estado de Colorado. Allí nos vimos cara a cara por primera vez y juntos manejamos hacia el sureste durante casi 3 horas atravesando las desérticas planicies de Utah, donde hace muchos atrás vivieron los indios Utes, Paitues y Goshutes. 

foto_body_1.JPG
Foto: Sophimania

La belleza del color rojizo marciano del paisaje y la música de AC/DC de fondo sirvieron para darle un toque épico a nuestro viaje. Y para que un grupo de jóvenes, hasta entonces desconocidos para el otro, puedan comenzar a entrar en confianza. (¿Cómo sonaría AC/DC en Marte?) Al llegar nos encontramos con la tripulación saliente, la Crew 179 – Wilderness Medical Society, un grupo de doctores haciendo una simulación para aprender los procedimientos médicos necesarios en caso ocurra una emergencia en Marte. Ellos nos dieron amablemente la bienvenida y esa noche nos enseñaron lo que debíamos saber de la estación.

El módulo de la estación cuenta con 4 edificios. El más grande es el hábitat “hab”, donde viviremos los tripulantes; luego está el laboratorio “lab”, una construcción en forma de domo donde se hace la mayor parte de la ciencia; el invernadero se llama “greenhab” y es una pequeña casa de vidrio donde se cultivarán las plantas; finalmente está el observatorio que tiene un telescopio donado por Elon Musk a The Mars Society. Todas las instalaciones están conectadas por un pasadizo que simula un túnel. 

crew_180.jpg
Foto: Sophimania

Un día marciano se llama ¨un sol¨ 

Como Marte tiene una inclinación sobre su eje y un período de rotación muy similares a los de la Tierra, su día también es muy parecido aunque ligeramente más largo. En Marte un día dura 24 horas más 39,5 minutos. Por eso al día se le llama marciano se le llama ¨un sol¨, acuñado por los ingenieros de la NASA a razón de que, aun cuando son solo 39,5 minutos más, hacen la diferencia para la sincronización de los aparatos y monitoreo que usamos en la Tierra y para la biosincronización de los humanos. 

Al “sol” siguiente de nuestra llegada a la base nos levantamos muy temprano para tomarnos la foto oficial con la tripulación saliente y aprender los protocolos básicos sobre la simulación, como el uso de los vehículos, de los trajes, el agua, la comida, la temperatura del hab y los procedimientos en caso de emergencia. Debemos olvidar totalmente que estamos en la Tierra y pensar que estamos en el planeta rojo, allí literalmente cualquier error puede costar la vida.

foto_body_desert (1).JPG
Foto: Sophimania

Una vez familiarizados, y después de despedir al Crew 179, tomamos el control de la estación. Inmediatamente empezamos a ordenarnos para que los pocos recursos disponibles nos duren toda nuestra estadía que será poco más de 15 días (del 29 de abril al 15 de mayo del 2017).

Por ejemplo, para mantenernos aseados y no agotar nuestra reserva de agua en las necesarias duchas, a la comandante Corrales se le ocurrió una solución que no es ajena a ningún latinoamericano: “La Ducha Jarrito”. En vez de usar la ducha convencional, calentaremos agua en una jarra eléctrica y la mezclaremos con el agua fría para bañarnos por pocos. (En países donde hemos tenido escasez o restricciones de agua, conocemos bien de qué va).

Además, hicimos un sorteo para poder ser tres de los seis los que nos bañemos cada día. Hasta ahora, ha funcionado; no hemos gastado demasiada agua y estamos todos limpios.

Otro recurso que debemos administrar con criterio es el internet. No Facebook ni Whatsapp en Marte, además de para evitar distracciones, en la realidad simulada de estar en Marte sería físicamente imposible que una misión al planeta rojo chatee en tiempo real con Tierra (ambos planetas están demasiado lejos, incluso en sus órbitas más cercanas) y de otro lado por una cuestión muy práctica, y es que los pocos datos disponibles para la tripulación se destinan a enviar reportes diarios con Control de Misión, el grupo de expertos que monitorean que todo esté bien con nosotros. (O sea, es cuestión de supervivencia). Para ser una tripulación joven muy habituada a estar siempre conectada, creo que hemos respondido muy bien. (Veremos con el paso de los días cómo manejamos ¡la abstinencia!).

Además del agua y el internet, algo que debe alcanzarnos hasta el final de la simulación es la comida. Aunque la mayor parte es deshidratada o enlatada, el chef de la misión, Leonardo “Leo” Valencia de Colombia, se las ingenia para cocinar con muy buena sazón y que alcance para todos. (El team Latam I es un equipo de muy buen diente y gran apetito. Creo que racionar la comida va a ser todo un reto).

Leo's Spagethi (1).JPG
Foto: Sophimania

Luego de repartirnos las responsabilidades y entrenar para estar listos para la simulación de verdad conversamos un poco sobre nuestras motivaciones. ¿Qué hace que alguien quiera ir a encerrarse en una estación en medio del gélido desierto con un grupo de personas que no conoce? Cada uno espera algo distinto de esta experiencia, es cierto, pero todos coincidimos en algo. Trabajamos con pasión, curiosidad y porque creemos en algo más grande que nosotros mismos: la exploración humana en el espacio.

¡¡Tú también puedes interactuar con los miembros de LATAM I !!

Si estás en el colegio o conoces a alguien que está en un colegio público o privado en el Perú, pásale este artículo para que puedan hacer sus preguntas directamente a los científicos de esta tripulación marciana. Solo tienen que mandar sus preguntas al correo [email protected] poniendo:

  • Nombre y apellido
  • Edad
  • Colegio
  • Ciudad en la que vive


Víctor responderá todas y cada una de ellas publicando las respuestas a sus preguntas en la web de Sophimania.pe.

* The Mars Society es una asociación estadounidense sin fines de lucro que realiza actividades e investigaciones con el objetivo final de generar información así como difundir la importancia de la exploración y asentamiento humano en Marte. Se enfoca, como dice su web, en generar conciencia en el público, la política y los medios, acerca de la presencia permanente en el planeta rojo.

** Victor nació en Piura, tiene 31 años y estudió traducción e  interpretación del inglés, español y alemán, en la Universidad Ricardo Palma; también conoce francés, ruso, persa y árabe. Es parte de la Asociación Peruana de Astrobiología – ASPAST y de la Sociedad Científica de Astrobiología del Perú, además de periodista de divulgación científica del portal Sophimania.pe

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#peru #marte #the mars society
Compartir Twittear Compartir