Crónica de un peruano en una base marciana: Salir de la Estación es peligroso (Parte 2)

Misiones Espaciales

Por Victor Roman
3 de Mayo de 2017 a las 10:50
Compartir Twittear Compartir
Crónica de un peruano en una base marciana: Salir de la Estación es peligroso (Parte 2)
Las EVAs son momentos críticos porque en la atmósfera marciana real implica salir de la Estación al exterior. Foto: Sophimania

MDRS, Utah – EEUU. Mi nombre es Víctor Román, soy peruano e integro el primer equipo latinoamericano de *Tha Mars Society para la exploración marciana. Desde la misión en la que me encuentro en estos momentos en la Estación Desértica de Investigación Marciana (MDRS) en EEUU, esta es la segunda parte de mi crónica marciana para el Perú y para el mundo. Aquí puedes ver la primera que envié. 

En este segundo sol de la simulación nos sorprendió la noticia de que recibiríamos visita ¡del espacio exterior! (que en este caso es la Tierra). Shannon Ruppert, una amable ecologista y directora del MDRS nos comunicó que en este sol un grupo de niños llegarían a la Estación para aprender sobre cómo sería la vida en Marte. (Como explicamos en el anterior despacho se conoce como ¨sol¨ al día marciano que dura 24 horas más 39.5 minutos).

La visita iba a distraernos un poco de la simulación (las tareas en la base simulada marciana), pero no es la primera vez que algo así ocurre en la Estación y qué buena oportunidad para compartir nuestra experiencia con gente joven.

Group photo (1).JPG
Fomentando el amor por la ciencia espacial con niños que querían aprender sobre cómo sería la vida en Marte. Foto: Sophimania

Pero además de la llegada de los niños teníamos otro evento importante este sol. En la mañana teníamos programado nuestra primera EVA (EVA son las siglas en inglés para Actividad Extra Vehicular) como equipo para que la comandante de la tripulación, Yendri Corrales (Costa Rica) pueda tomar algunas muestras de suelo para su experimento. Las EVAs son momentos críticos porque en la atmósfera marciana real implica salir de la Estación al exterior a realizar alguna misión o actividad científica.

En la vida real un EVA en Marte sería un evento extremadamente peligroso. Los trajes presurizados, cascos y tanques de oxígeno son lo único que protegen a los astronautas de la falta de oxígeno, la temperatura gélida y la radiación de la atmósfera marciana. Son análogas a las ¨caminatas espaciales¨ que se realizan fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS), en el sentido de que comportan un riesgo.

La preparación para salir de la seguridad de una Estación es extenuante en sí misma. Dentro de la MDRS todo el proceso de colocarse los pesados tanques de oxígeno, los incómodos cascos y los comunicadores, toma aproximadamente unos 10 minutos. Esto sin contar con el tiempo en que los astronautas deben permanecer en el airlock, una pequeña cabina antes de la puerta de salida que sirve para despresurizar el ambiente.

Airlock (1).JPG
El airlock es una pequeña cabina  antes de la puerta de salida que sirve para despresurizar el ambiente. Foto: Sophimania

Este procedimiento es tan aparatoso que una persona sola no puede colocarse el traje, debe contar con el apoyo de sus compañeros. Mientras uno realiza esta tarea no puede evitar pensar en los astronautas de la ISS que pueden demorar hasta una hora en ponerse el traje para salir al espacio. Es sumamente incómodo, sin embargo es necesario. Un error podría llevar a una tragedia.

No a todos nos tocaba salir a la excursión fuera de la Estación. Los tripulantes a quienes les tocó esa asignación estaban emocionados porque era la primera vez que podían utilizar todo el equipo. Las EVAs son de las actividades más esperadas en la simulación. El protocolo manda que mientras un grupo sale dejando la seguridad del hab, el otro grupo permanece en la Estación para monitorear que todo ocurra sin complicaciones. Otra regla de oro en el espacio es que jamás un astronauta debe quedarse solo, siempre debe haber por lo menos dos personas.

A las 11 am la comandante Corrales, el oficial del invernadero Camilo Reyes de Colombia y el ingeniero de EVAs Yair Piña de México partieron hacia el desierto a bordo de un rover eléctrico (llamado Deimos) y dos cuatrimotos (llamadas ATVs.) El tiempo máximo de cada salida es de dos horas. Un periodo más largo expondría a los astronautas a niveles de radiación peligrosos para el ser humano.

Niños terrícolas en base marciana

Exactamente a la hora que nuestros compañeros regresaban a la base de su excursión, llegaron los niños de visita. Como no quisimos romper los protocolos y salir de simulación, hicimos que ellos entraran más bien a la estación. Tal cual como si fueran astronautas tuvieron que esperar unos minutos en el airlock hasta que la cabina se volviera a presurizar. ¡A ellos les encantó!

Children visiting (1).JPG
La misión respondiendo preguntas de los niños. Foto: Sophimania

Los 12 colegiales de 12 años en promedio entraron a la Estación y pasearon por sus instalaciones. Todos habían ganado el derecho a visitar el MDRS en un concurso escolar sobre exoplanetas. Por eso nos hicieron muchas preguntas que estuvimos gustosos de responder.

A los pequeños, sobre todo a las niñas, les gustó mucho más que la comandante de misión sea mujer y científica. Algunas de ellas incluso dijeron querer estudiar biología, geología, química o astronomía. Al final de la visita les obsequiamos stickers con nuestros parches de misión y se fueron muy contentas.

Yendry and children (1).JPG
a las niñas, les gustó mucho más que la comandante de misión sea mujer y científica. Foto: Sophimania

Esta experiencia no solo fue enriquecedora para los niños sino también para nosotros. Nos alegró mucho saber que jóvenes a una edad tan temprana ya sienten tal curiosidad por saber qué hay más allá de nuestro planeta. Nosotros esperamos que de ese grupo salgan varias científicas.

¡¡Tú también puedes interactuar con los miembros de LATAM I !!

Si estás en el colegio o conoces a alguien que está en un colegio público o privado en el Perú, pásale este artículo para que puedan hacer sus preguntas directamente a los científicos de esta tripulación marciana. Solo tienen que mandar sus preguntas al correo [email protected] poniendo: Nombre y apellido, edad, colegio y ciudad en la que vive.

Víctor responderá todas y cada una de ellas publicando las respuestas a sus preguntas en la web de Sophimania.pe.

* The Mars Society es una asociación estadounidense sin fines de lucro que realiza actividades e investigaciones con el objetivo final de generar información así como difundir la importancia de la exploración y asentamiento humano en Marte. Se enfoca, como dice su web, en generar conciencia en el público, la política y los medios, acerca de la presencia permanente en el planeta rojo.

** Victor nació en Piura, tiene 31 años y estudió traducción e  interpretación del inglés, español y alemán, en la Universidad Ricardo Palma; también conoce francés, ruso, persa y árabe. Es parte de la Asociación Peruana de Astrobiología – ASPAST y de la Sociedad Científica de Astrobiología del Perú, además de periodista de divulgación científica del portal Sophimania.pe 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.



#peru #marte #the mars society
Compartir Twittear Compartir