Encuentran estrellas jóvenes en el medio de la Vía Láctea

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
29 de Octubre de 2015 a las 09:10
Compartir Twittear Compartir
Encuentran estrellas jóvenes en el medio de la Vía Láctea

Los astrónomos del Observatorio Paranal (Chile) han descubierto un disco delgado de estrellas muy jóvenes que rodean el núcleo de la Vía Láctea, utilizando el telescopio VISTA.

 

La búsqueda identificó estrellas variables llamadas cefeidas. Una estrella de este tipo pulsa radialmente con un período bien definido. El período está vinculado a la luminosidad intrínseca de una cefeida: cuanto mayor sea el período, más brillante es la estrella. Hay dos tipos de cefeidas variables, las clásicas son estrellas jóvenes, grandes y muy brillantes, mientras que el otro, llamado Tipo II, son estrellas significativamente mayores y más pequeñas. Este último tipo se encuentran principalmente en el bulbo galáctico, ya que el centro de la Vía Láctea tiene una población de estrellas de más edad en comparación con el disco. El disco es rico en gas, lo que ayuda a formar las estrellas.

 

El equipo descubrió 655 cefeidas, 620 tipo II, pero también 35 de las clásicas, que el equipo no esperamos observar tan cerca del núcleo. Los objetos son todos sorprendentemente jóvenes, al menos en términos astronómicos. Las 35 estrellas tienen menos de 100 millones de años de edad, la más joven con solo 25 millones de años de antigüedad. Esta no es la única sorpresa en el estudio, sin embargo. Los 35 objetos están repartidos en un disco delgado alrededor de la protuberancia central, una característica que no se había visto antes.

 

El nuevo disco se ha mantenido sin descubrir hasta ahora porque está oculto por espesas nubes de polvo. "Este estudio es una poderosa demostración de las capacidades incomparables del telescopio VISTA para sondear las regiones galácticas muy oscurecidas a las que no se puede acceder por otros estudios actuales ", dijo Istvan Dékány, autor principal del nuevo estudio, en un comunicado.

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir