Los gérmenes en la Estación Espacial Internacional

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
27 de Octubre de 2015 a las 10:34
Compartir Twittear Compartir
Los gérmenes en la Estación Espacial Internacional

"La salud de las tripulaciones de los vuelos espaciales presentes y futuros es de máxima importancia, y sobre todo en lo que se refiere a la infección por microbios", explica Kasthuri Venkaterswaran, investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

 

Venkaterswaran y sus colegas han analizado a conciencia unas muestras de polvo obtenidas en la Estación Espacial Internacional, que es el mejor campo de experimentación para estudiar posibles bioamenazas, y han descubierto importantes diferencias, incluyendo bacterias que en su mayoría inocuas en la Tierra, pero que en el espacio podrían causar inflamación e irritación de la piel. El estudio se publica en Microbiome.

 

Los experimentos revelaron que la población de actinobacterias, un tipo de bacteria asociada a la piel humana, parece ser mucho mayor en la EEI. Asimismo se han detectado más Bacillus y Staphylococcus en este centro de investigación en órbita que en tierra firme. También encontraron corinebacterias, que se encuentran en lae piel y mucosas y que pueden causar linfadenitis, endocarditis, neumonías, meningitis y otras infecciones. En cuanto a los hongos, predominaba Aspergillus niger, relacionado con infecciones de oído y pulmonares, aunque con escaso potencial para causar enfermedades.

 

"El Consejo de Investigación Nacional recomienda averiguar si las especies que viven largo tiempo aisladas en la EEI sufren cambios genéticos permanentes, ven aumentada su virulencia o desarrollan resistencia a antibióticos como consecuencia de las condiciones de microgravedad", explica Venkaterswaran.

 

Es importante, además, averiguar si estos microorganismos pierden o ganan propiedades al salir al espacio. Los microbios son importantes para el ser humano, si desaparecen, aseguran los científicos, las consecuencias para la salud física y mental pueden ser desastrosas. Normalmente esta microbiota se renueva gracias a la ingesta de frutas, verduras y yogures, tres tipos de alimentos que no están incluidos en la limitada despensa de los astronautas.

 

 

FUENTE: El País


Compartir Twittear Compartir