Módulo Schiaparelli llega a Marte… pero aún no se comunica con la Tierra

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
19 de Octubre de 2016 a las 18:09
Compartir Twittear Compartir
Módulo Schiaparelli llega a Marte… pero aún no se comunica con la Tierra
La sonda Schiaparelli aún no se comunica con la Tierra. Imagen: ESA

La sonda ruso-europea Schiaparelli aterrizó esta tarde sobre la superficie de Marte, sin embargo hasta el momento no ha enviado la esperada señal que indicaría que la nave sí se encuentra operativa.

El silencio del módulo de 557 kilogramos está preocupando a los científicos en el centro de control de Darmstadt, Alemania quienes temen que Schiaparelli sufra la misma suerte del Beagle 2, también de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la cual perdió el contacto después del aterrizaje.

El modulo iba a intentar una maniobra muy compleja y totalmente automatizada. La sonda reduciría gran parte de su velocidad de entrada gracias a un escudo térmico que crearía presión contra la delgada atmosfera marciana. La combinación de este sistema, con un gran paracaídas y unos propulsores harían que la velocidad se reduzca a 0 justo a metros de la superficie. Los dos últimos metros de Schiaparelli consistirán en caer sobre su vientre. 

¿Qué le puede haber pasado a la sonda Schiaparelli? Video: Euronews

Al parecer ha sido esta última parte de la maniobra la que no ha funcionado apropiadamente porque se ha perdido la comunicación con la sonda minutos antes de su aterrizaje. Para poder conocer su status, satélites tanto americanos como europeos han intentado comunicarse mediantes señales de radio con el módulo. Hasta ahora ninguna ha logrado hacerlo con éxito.

Los ingenieros de la ESA temen que el robot haya impactado con la superficie y haya sido destruido. Sin embargo, aún no han confirmado esa hipótesis. De momento, los ingenieros están corriendo distintas pruebas tratando de averiguar por qué se perdió la comunicación y lo que pueden hacer para recuperar la situación. Este enfoque bien podría durar varios días.

A pesar de todo esto, la misión está lejos de considerarse un fracaso. El orbitador Trace Gas Orbiter (TGO) de la misión ExoMars sí logró colocarse en la órbita marciana y podrá estudiar el planeta rojo desde el espacio. Además, mientras el módulo Schiaparelli descendía a la superficie marciana estaba enviando telemetría a la TGO.

Esa telemetría ahora podría contener pistas vitales acerca de lo sucedido en el minuto crucial antes de que la sonda toque la superficie de Marte. Los expertos de la ESA examinarán los datos de enviados durante la noche y luego darán una conferencia de prensa a las 10:00 hora local (4:00 am hora Perú) del jueves.

Paolo Ferri, el jefe de operaciones de la misión, dijo a la prensa: "La gente va a pasar la noche mirando estos datos. Estoy bastante seguro de que esta telemetría nos dirá qué acción fue interrumpida cuando perdimos las comunicaciones. Yo diría que tenemos una muy buena oportunidad mañana por la mañana para o bien saber que el módulo de aterrizaje se ha perdido o para saber qué intentos podemos hacer para recuperarlo".

Por otro lado el orbitador TGO se encuentra trabajando de acuerdo a lo esperado y va a pasar los próximos años estudiando el comportamiento de los gases como el metano, vapor de agua y dióxido de nitrógeno en la atmósfera del planeta rojo. Aunque presentes sólo en pequeñas cantidades, estos gases (el metano en particular) brindan pistas sobre el estado actual de la actividad del planeta. Incluso podrían, aunque es una posibilidad muy lejana, dar señales de la existencia de vida

 

FUENTES: BBC, ESA


#exomars #esa #schiaparelli
Compartir Twittear Compartir