NASA confirma que "motor imposible" que desafía física de Newton sí funciona

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
20 de Noviembre de 2016 a las 13:10
Compartir Twittear Compartir
NASA confirma que "motor imposible" que desafía física de Newton sí funciona
El motor EmDrive viola la 3ra Ley de Newton. Foto: NASA/JPL

Desde hace meses la comunidad científica ha venido hablando de un nuevo tipo de motor llamado EmDrive, el cual en teoría no debería funcionar porque violaría la tercera ley de Newton. Durante mucho tiempo se le creyó imposible, pero ahora el equipo Eagleworks de NASA ha publicado oficialmente los resultados del estudio que probaría su funcionamiento.

La tercera ley de Newton o ley de la conservación de momentum dice que cada acción produce una reacción con la misma fuerza e intensidad pero en dirección opuesta. Esta ha sido la lógica con la que se han fabricado los cohetes espaciales todo el tiempo, un sistema de propulsión empuja un combustible hacia afuera y el cohete se dirige en la dirección opuesta.

Pero este nuevo motor (apodado con justicia como “motor imposible”) funciona sin ningún tipo de combustible o propelentes. Simplemente rebotando fotones de microondas de ida y vuelta dentro de una cavidad de metal cerrada en forma de cono. Ese movimiento hace que el 'final angosto' del EmDrive genere empuje y propulse el accionamiento en la dirección opuesta.

Para probar su existencia y eficacia, el año pasado un equipo de NASA Eagleworks anunció que intentaría verificar independientemente si el cuestionado motor funcionaba. Los resultados de esa prueba fueron filtrados y publicados hace poco en el foro  NASA Spaceflight, y aunque fueron eliminados por los moderadores se supo que el motor imposible no solamente funciona sino que generaba una propulsión impresionante.

Ahora, los resultados han sido hechos públicos oficialmente confirmando lo filtrado hace unas semanas. Titulado "Medición del empuje impulsivo de una cavidad cerrada de radiofrecuencia en vacío", el documento ha sido puesto en línea como un "artículo de acceso abierto" con antelación en el Journal Propulsion and Power del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica (AIAA) y aparecerá en la edición impresa de diciembre.

Es muy similar a lo que ya se sabía y muestra que la unidad de hecho produce 1,2 millinewtons por kilovatio de empuje en el vacío: "Los datos de empuje hacia adelante, reverso y nulo sugirieron que el sistema estaba funcionando consistentemente a 1,2 ± 0,1 mN/kW, lo cual estuvo muy cerca del desempeño impulsivo promedio medido en el aire y se consideraron y discutieron varias fuentes de error", señala el documento.

En comparación, el superpotente motor Hall Thruster genera una fuerza de 60 millinewtons por kilovatio, un orden de magnitud mayor que el EM Drive. Pero éste utiliza combustible y requiere una nave espacial para transportar los pesados propulsores, y ese peso adicional podría compensar hacer que se necesite más propulsión.

Ahora. Aunque ya se sabe que el EmDrive funciona, no se sabe por qué. No es el foco de la investigación, pero el equipo sí ofrece una hipótesis: "El modelo físico utilizado para derivar una fuerza basada en condiciones operativas… se puede clasificar como una teoría de variable oculta no local o teoría de onda piloto", explican los científicos.

La teoría de la onda piloto es una interpretación ligeramente controvertida de la mecánica cuántica. Es algo complicado de explicar pero, esta sugiere que las partículas tienen posiciones precisas en todo momento. A diferencia de la interpretación más aceptada que dice que las partículas no tienen lugares definidos hasta que se observan.

El problema con la teoría de la onda piloto es que para que sea cierta, el mundo también debería ser de otra manera, por lo que muchos físicos han descartado la idea. Pero en los últimos años, esta teoría ha ido aumentando en popularidad, y el equipo de la NASA sugiere que podría ayudar a explicar cómo el EmDrive produce empuje sin que, aparentemente, impulse nada en la otra dirección.

"Si un medio es capaz de soportar oscilaciones acústicas, esto significa que los constituyentes internos son capaces de interactuar e intercambiar momentum", escribe el equipo. "Si el vacío es realmente mutable y degradable, entonces podría ser posible hacer/extraer fuerza sobre/desde el vacío, y así ser posible empujar el vacío cuántico y preservar las leyes de conservación de energía y conservación de impulso".

Por supuesto, esto es sólo una hipótesis. Aún hay mucho más trabajo por hacer antes de que podamos decir con certeza si el EmDrive está realmente produciendo empuje. El equipo explica que se necesita más investigación para eliminar la posibilidad de que la expansión térmica pueda estar sesgando los resultados.

El siguiente paso es probar el motor imposible en el espacio, lo cual está programado para los próximos meses. Si llegara a funcionar podría llevarnos a Marte en tan solo 70 días, un tercio de lo que demoraría con las tecnologías actuales. A cruzar los dedos.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, FORBES


#nasa #emdrive
Compartir Twittear Compartir