NASA logra fabricar un chip que soportaría las extremas condiciones de Venus

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
9 de Febrero de 2017 a las 14:47
Compartir Twittear Compartir
NASA logra fabricar un chip que soportaría las extremas condiciones de Venus
Venus tiene una atmosfera extrema. Foto: NASA

Con sus más de 430 grados centígrados, Venus es el planeta con la superficie más caliente del Sistema Solar. Incluso más que Mercurio, que está muy cerca del Sol. Por eso su densa y extrema atmosfera ha hecho que sea muy difícil de estudiar. Cualquier equipo o computadora que se envíe en una misión duraría solo un tiempo limitado.

Hasta ahora que NASA ha ideado una solución. Un grupo de científicos de la agencia espacial norteamericana ha desarrollado y probado con éxito un chip de computadora que soporta altas temperaturas y presiones como las experimentadas en la superficie de Venus. Este componente es vital para la misión que NASA está planeando para el 2023.

"Si nos fijamos en las misiones a Marte, ha habido rovers en la superficie obteniendo todo tipo de datos científicos", dijo Philip Neudeck, ingeniero electrónico del Centro de Investigación Glenn de la NASA en Ohio. "No tenemos ninguno de esos datos sobre Venus, y eso es porque la electrónica no funciona en Venus". Y el planeta tiene muchas características de interés para nosotros. Por ejemplo, sus procesos geológicos y la atmósfera de gases de efecto invernadero podrían ayudarnos a comprender mejor los procesos en la Tierra, según los de los autores del estudio.

Para entender cómo construir un chip de computadora que pueda aguantar las extremas condiciones de Venus, necesitamos entender un poco sobre cómo funcionan los semiconductores y los transistores.

Los semiconductores son metales por donde pasa la corriente pasa con menos facilidad que por los conductores regulares. Por eso se puede cambiar la conductividad eléctrica e ellos, lo que significa que también son útiles como transistores.

Los transistores, por otro lado, son como pequeñas puertas en el camino de la corriente, o el circuito, que se abren y cierran basándose en una corriente de entrada. Los microchips, la espina dorsal de las computadoras, son en realidad todas las partes del circuito como los alambres y los transistores grabados en un pedazo de semiconductor.

Neudeck explicó que los desafíos más importantes para un chip en Venus eran la temperatura y la atmósfera químicamente reactiva. La mayoría de los chips están hechos de silicio, el cual a altas temperaturas comienza a comportarse como un conductor regular en lugar de un semiconductor. Para solucionar eso, Neudeck fabricó chips de carburo de silicio, que mantienen sus buenas propiedades semiconductoras. El equipo también se aseguró que las interconexiones, los cables que conectaban todas las piezas del chip, no se achicharren utilizando materiales exóticos como el siliciuro de tantalio.

Los investigadores crearon chips especiales que emitieron una señal electrónica, y los probaron en el Glenn Extreme Environments Rig de la NASA o GEER, una olla de alta presión tóxica que puede recrear la atmósfera de Venus. El chip sobrevivió y continuó funcionando incluso bajo las condiciones atmosféricas recreadas de Venus, durante más de 21 días. El quipo publicó sus resultados en la revista AIP Advances.

Aunque aún no están listos para ser enviados a nuestro caliente vecino (tienen la capacidad de un chip de los años 70), el solo hecho que los chips hayan funcionado es de por sí asombroso. "Estamos de vuelta a principios de los setenta en términos de la ley de Moore de la complejidad del chip", dijo Neudeck, quien ya está fabricando chips mucho más potentes que podrían ayudar a explorar otras partes del espacio.

 

FUENTE: GIZMODO, POPULAR MECHANICS


#venus #chip #nasa
Compartir Twittear Compartir