NASA planea enviar humanos a orbitar la Luna el 2018

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
23 de Febrero de 2017 a las 12:22
Compartir Twittear Compartir
NASA planea enviar humanos a orbitar la Luna el 2018
Ilustración de como se vería el cohete SLS. Imagen: NASA

En un importante cambio de planes, NASA está considerando agregar un equipo de astronautas a la Misión de Exploración 1 (EM-1). Una misión orbital a la Luna que está programada para lanzarse en septiembre de 2018 con el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), este cambio aceleraría los planes de llevar los humanos a la Luna y Marte.

Si bien el plazo de septiembre de 2018 podría ser demasiado ambicioso, dado los avances que habrá que hacer al SLS para incluir humanos, sigue siendo un enorme cambio de planes en el calendario de misiones de la NASA. Antes del anuncio, los viajes tripulados en el SLS y su cápsula de Orión habían sido planeados para 2021.

Este súbito cambio de dirección se cree es una muestra del interés mostrado por el nuevo presidente de los EEUU quién dijo quería regresar a los astronautas a la Luna. Robert Lightfoot, administrador de la NASA, dio a conocer la noticia esta semana, anunciando un nuevo estudio para "evaluar la factibilidad" de añadir un astronauta a EM-1.

"Conozco los desafíos asociados con tal propuesta, como revisar la factibilidad técnica, los recursos adicionales necesarios, y claramente el trabajo adicional requeriría una fecha de lanzamiento diferente", explicó Lightfoot en un memorando de la NASA. "Dicho esto, también quiero escuchar sobre las oportunidades que podría presentar para acelerar el esfuerzo del primer vuelo tripulado y lo que se necesitaría para lograr ese primer paso", añadió.

De momento es demasiado pronto para saber cómo una tripulación alteraría la operación del EM-1 y los parámetros de la misión, porque el plan actual estaba programado para tomar unas tres semanas, con una cápsula de Orion recolectando datos mientras orbitaba la Luna durante seis días, a una distancia de alrededor de 70 mil kilómetros.

Es posible que poner una tripulación a bordo de la SLS y la Orion pueda significar que el vuelo termine siendo más corto en duración, y pueda tener un parecido con un famoso precursor: la misión de Apolo 8 en 1968, la que llevó por primera vez un equipo humano alrededor de la Luna.

Incluso con tiempo extra para preparar la misión, habrá mucho trabajo por hacer. La cápsula Orion destinada al EM-1 no contiene actualmente un sistema de soporte de vida, y el cohete SLS no ha sido completamente clasificado para el lanzamiento de humanos.

Pero si estos obstáculos pueden ser superados, el nuevo EM-1 podría servir como un importante campo de pruebas para prepararse para su misión sucesora, la EM-2, que se establecerá tres o cinco años después y que 2 vería a los astronautas de la NASA aterrizar en la superficie de la Luna por primera vez desde 1972.

Y mientras que estas nuevas misiones podrían sonar como imitaciones de los gloriosos logros pasados de la NASA, la verdad es que las apuestas son en realidad científicamente más ambiciosas. El objetivo final del SLS no es solo llevarnos de regreso a la Luna, sino que un día podamos llegar a Marte.

Por lo tanto, aunque hay una gran cantidad de detalles que superar para enviar una tripulación a la Luna, la perspectiva de que los seres humanos podamos estar regresando a la Luna más pronto de lo pensado es algo que definitivamente estamos entusiasmados. "La magnitud de lo que estamos haciendo con el SLS y la Orion es increíble", finaliza Lightfoot.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, MASHABLE


#luna #orion #nasa #sls
Compartir Twittear Compartir