NASA: Se filtra documento que prueba existencia del motor imposible que desafía leyes de Newton

Misiones Espaciales

Por Victor Roman
11 de Noviembre de 2016 a las 12:09
Compartir Twittear Compartir
NASA: Se filtra documento que prueba existencia del motor imposible que desafía leyes de Newton
Motor EmDrive no debería funcionar pero lo hace. Foto: NASA JPL

“Cada acción produce una reacción con la misma fuerza e intensidad pero en dirección opuesta” dice la Tercera Ley de Newton. Esta ha sido la lógica con la que se han fabricado los cohetes espaciales todo el tiempo, un sistema de propulsión empuja un combustible hacia afuera y el cohete se dirige en la dirección opuesta.

Sin embargo en los últimos meses ha corrido un rumor de que un nuevo tipo de motor funcionaría desafiando esta famosa ley de Newton. Su nombre es EmDrive y los científicos ya lo han bautizado, correctamente, como el “motor imposible”.

El EmDrive funciona sin ningún tipo de combustible o propelentes. Simplemente rebotando fotones de microondas de ida y vuelta dentro de una cavidad de metal cerrada en forma de cono. Ese movimiento hace que el 'final angosto' del EmDrive genere empuje y propulse el accionamiento en la dirección opuesta.

A pesar de años de pruebas y debates, el motor sigue siendo controvertido. La conclusión es que, en el papel, no debería funcionar, de acuerdo con las leyes de la física. Y sin embargo, en las pruebas, el EmDrive funciona.

Para probar su existencia y eficacia, el año pasado un equipo de NASA Eagleworks anunció que intentaría verificar independientemente si el cuestionado motor funcionaba o no. Y ahora el documento de esa prueba de la NASA, aparentemente realizada en el 2015, se ha filtrado y ha sido publicado en el foro  NASA Spaceflight, y aunque ha sido eliminado por los moderadores debido a que no ha sido publicado oficialmente, otros medios lo han guardado  para que pueda ser de libre acceso. Dicho documento, que será publicado en diciembre y aún no ha sido verificado por otros científicos (pares), mostraría que el motor imposible no solamente funciona sino que genera una propulsión impresionante.

El documento en cuestión afirma que el EmDrive genera una fuerza de 1,2 milinewtons por kilovatio en vacío. Esa es una fuerza menor a los 60 millinewtons por kilovatio que genera el motor Hall Thruster. Pero éste utiliza combustible y requiere una nave espacial para transportar los pesados propulsores, y ese peso adicional podría compensar hacer que se necesite más propulsión, concluyó el equipo de NASA Eagleworks en el documento.

Los científicos de NASA midieron la fuerza de EmDrive usando un péndulo de empuje débil en el Centro Espacial Johnson, y las pruebas se realizaron a 40, 60 y 80 vatios. Estaban buscando cualquier señal de que el empuje podría ser el resultado de otra anomalía en el sistema, pero por ahora, no parece ser el caso.

"La campaña de prueba incluyó un esfuerzo de prueba de empuje nulo para identificar cualquier fuente mundana de impulso, pero ninguna fue identificada", concluyó el equipo, dirigido por Harold White. "Los datos de empuje hacia adelante, atrás y nulo sugieren que el sistema está funcionando consistentemente con una relación de empuje a potencia de 1,2 ± 0,1 mililitros por kilovatio", añadió.

Pero el equipo reconoce que se necesita más investigación para eliminar la posibilidad de que la expansión térmica podría de alguna manera sesgar los resultados. También pone de manifiesto que esta prueba no fue diseñada para optimizar el empuje del motor, sino simplemente para probar si funciona, por lo que más ajustes podrían hacer que el sistema de propulsión sea más eficiente y potente.

El hecho de que este extraño tipo de motor funcione hace que nuestras posibilidades de explorar el espacio profundo sean mayores. En teoría el EmDrive podría llevarnos a Marte en tan solo 70 días, un tercio de lo que demoraría con las tecnologías actuales.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, IFLSCIENCE


#nasa #emdrive
Compartir Twittear Compartir