Nave que orbita Mercurio se prepara para un aterrizaje accidentado

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
17 de Abril de 2015 a las 11:56
Compartir Twittear Compartir
Nave que orbita Mercurio se prepara para un aterrizaje accidentado

Una nave de la NASA que hizo sorprendentes descubrimientos de hielo y otros materiales en Mercurio hará un aterrizaje accidentado en el planeta en torno al 30 de abril. Esta nave, llamada Messenger, ha estado orbitando junto al planeta el interior del sistema solar por más de cuatro años.

Messenger se está quedando sin combustible y perdiendo altitud, por lo que se prepara para realizar un choque a alta velocidad cerca del polo norte del planeta en torno a fines de este mes, según informan los controladores de vuelo en una conferencia de prensa por Internet.

"La nave pasará por detrás del planeta, fuera de la vista de la Tierra, y no surgirá de nuevo", dijo Daniel O'Shaughnessy, ingeniero de sistemas de la Universidad Johns Hopkins Laboratorio de Física Aplicada, que opera la nave espacial.

 

 

mercury 2

Foto: historiaenlinea

 

 

El impacto se dará a 14,040 kilometros por hora, dejando un cráter de aproximadamente 16 metros de diámetro, que deberá servir como un punto de referencia interesante para que una nave espacial europea de seguimiento, denominada BepiColombo, pueda llegar al planeta en el 2024.

El cráter podría ayudar a los científicos a aprender más acerca de los procesos de meteorización inesperadamente rápidos del planeta.

Encabezando la lista de objetivos científicos principales de Messenger está la detección de elementos como potasio y azufre sobre la superficie del planeta, los compuestos volátiles que se deberían haber evaporado en las condiciones abrasadoras a 58 millones de kilómetros del Sol, donde el mercurio se formó. La Tierra, en comparación, está a 150 millones de kilómetros del sol.

Messenger también confirmó la existencia de hielo y otros materiales orgánicos, posiblemente incluso carbono, en el suelo de los cráteres donde la luz del sol nunca brilla.

Mientras hace su descenso final hacia la superficie del planeta, Messenger intentará observar directamente dentro de los cráteres objetivo, explicó el científico principal Sean Solomon, del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia en Nueva York.

También buscará corteza magnetizada en un esfuerzo para dar cuerpo a la extraña historia de por qué un pequeño planeta de este tipo tiene un campo magnético tan fuerte, y asimétrico, como se ha descubierto recientemente.

 

 

FUENTE: Reuters


Compartir Twittear Compartir