New Horizons, nave de la NASA se aproxima a Plutón

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
3 de Julio de 2015 a las 10:34
Compartir Twittear Compartir
New Horizons, nave de la NASA se aproxima a Plutón

El 14 de julio, la nave New Horizons se aproxima a su cita con Plutón y sus cinco satélites, pero sus instrumentos ya han empezado a investigar y a recabar datos de las características de uno de los mundos más desconocidos del Sistema Solar.

 

Los investigadores acaban de confirmar que en su superficie abunda el metano. El espectrómetro de infrarrojos de la nave ha realizado las primeras mediciones directas de este gas. Y los investigadores se preguntan por su origen. Will Grudy, quien dirige el equipo, explica que pronto sabremos si hay diferencias en cuanto a la presencia de hielo de metano entre unas zonas y otras del planeta”.

 

El metano, cuya fórmula química es CH4, es un gas incoloro e inodoro que está presente tanto en el subsuelo como en la atmósfera de la Tierra. En nuestro planeta, sin embargo, una buena parte del metano que existe es de origen orgánico. Es decir, que es emitido por las distintas formas de vida. En Plutón, sin embargo, el metano tiene por fuerza que tener otro origen: podría, en efecto, proceder de la nebulosa solar primigenia a partir de la cual se formó nuestro Sistema Solar, hace más de 4.500 millones de años.

 

 

Video: National Space Society

 

 

La New Horizons se encuentra a menos de 15 millones de kilómetros de su objetivo. Durante estos días, la nave está llevando a cabo una serie de observaciones críticas para prepararse, por ejemplo, para el estudio detallado de la atmósfera de Plutón cuando llegue el momento. Las cámaras de la nave podrán ver cómo la luz del Sol pasa a través de la atmósfera del planeta, lo que ayudará a los científicos a determinar su composición.

 

Otro de los hitos importantes de estos días es que la New Horizons ha comprobado que no se encontrará con obstáculos imprevistos de aquí al final de su viaje. A su actual velocidad (49.600 km. por hora) el impacto inesperado con cualquier pequeña mota de polvo en el camino podría resultar letal para la nave.

 

En caso de ser necesario, el último día para llevar a cabo con éxito cualquier cambio de trayectoria sería el 4 julio. Desde el mes pasado, cuando la New Horizons estuvo lo bastante cerca de su objetivo como para utilizar sus cámaras, el equipo pudo estimar que las posibilidades de un accidente catastrófico eran inferiores al uno por ciento.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir