Proponen tecnología que podría llevarnos a Marte en un mes

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
22 de Febrero de 2016 a las 12:44
Compartir Twittear Compartir
Proponen tecnología que podría llevarnos a Marte en un mes

A pesar de los esfuerzos públicos y privados en re lanzar la exploración espacial, la verdad es que apenas tenemos la tecnología suficiente para llegar a los planetas más cercanos. Y aunque en el laboratorio podemos propulsar partículas a velocidades cercanas a la luz, aún no tenemos la capacidad de llevarlas a la práctica.

Por eso, Philip Lubin un científico de del proyecto NASA 360 está trabajando en un sistema que propulsaría naves espaciales con la ayuda de láseres. Este sistema llamado “propulsión fotónica” se basa en el impulso de fotones para moverse hacia adelante y funcionaría con el empuje proporcionado por láseres ubicados en la Tierra.

Suena bastante inverosímil, pero Lubin explica que la tecnología está disponible, y que el sistema podría fácilmente ser ampliado. "Hay avances recientes que llevan esta idea de la ciencia ficción a la realidad ", explica Lubin. "No hay ninguna razón conocida de por qué no podemos hacerlo."

Actualmente, cuando lanzamos una nave espacial, el empuje se realiza con la quema de productos químicos, como combustible para cohetes. Este material no solo ralentiza la nave espacial porque vuelve pesada, sino que también es un sistema muy ineficiente si se compara con la aceleración electromagnética, la cual usa luz u otras radiaciones electromagnéticas para acelerar objetos.

"La aceleración electromagnética sólo está limitada por la velocidad de la luz, mientras que los sistemas químicos se limitan a la energía de los procesos químicos", escribe Lubin en un documento sobre esta tecnología.

Entonces, ¿cómo funcionan los fotones para impulsar algo tan grande como una nave espacial? A pesar de no tener ninguna masa, las partículas de luz tienen tanto energía como impulso, y cuando se reflejan en un objeto, ese impulso se convierte en un pequeño empujón. Con una gran vela reflectiva, es posible generar suficiente impulso para acelerar gradualmente una nave espacial.

Mientras Lubin y su equipo aún no han probado su sistema, sus cálculos muestran que la propulsión fotónica podría hacer que una nave robótica de 100 kg llegue a Marte en tan sólo tres días. Aunque a esa velocidad lo más probable es que termine dejando un cráter en su superficie.

Una nave más grande, como una en la que los seres humanos podrían viajar, tardaría alrededor de un mes en llegar, esto es una quinta parte del tiempo que le tomaría al Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), el cohete más potente del mundo actualmente siendo desarrollado para llevarnos a Marte.

Pero el beneficio real de la propulsión fotónica viene en distancias más largas, en las que la nave tiene más tiempo para acelerar, y con el tiempo podría llevarnos fuera del sistema solar a las estrellas vecinas.

Sin embargo se debe aclarar que este sistema no está diseñado para enviar seres humanos a través de distancias interestelares, aún hay muchas cosas que deberán solucionarse, eso sin contar que las velocidades alcanzadas por una nave similar haría que los humanos muriésemos en cuestión de minutos.

Pero por otro lado el envío de nuestra propia inteligencia artificial para estos sistemas solares distantes, especialmente los que potencialmente albergan planetas habitables, seguiría siendo enorme.

"El factor humano de explorar las estrellas y los exoplanetas más cercanos sería un viaje profundo para la humanidad, uno cuyas implicaciones no científicas serían enormes", escribe Lubin. "Es el momento de comenzar este inevitable viaje más allá de nuestra casa."

El año pasado Lubin y su equipo recibieron una subvención de prueba de concepto de la NASA para demostrar que la propulsión fotónica podría ser utilizada para viajes espaciales, por lo que deben empezar a ver algunos resultados de la vida real pronto. Ojalá que la teoría pueda darse en la práctica, porque este concepto si se ve interesante.

 

FUENTE: SCIENCEALERT


#marte #propulsión fotónica #sls
Compartir Twittear Compartir