Rover Curiosity falló inesperadamente

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
8 de Julio de 2016 a las 14:06
Compartir Twittear Compartir
Rover Curiosity falló inesperadamente
Aun se desconocen las causas de la falla. Foto: NASA JPL

El rover Curiosity de NASA se ha puesto inesperadamente en “modo seguro” durante el fin de semana, y actualmente se encuentra detenido en la superficie de Marte. Los ingenieros aún no están seguros de que es lo que pasó, pero las primeras investigaciones sugieren que podría haber sido una falla entre la cámara y el software de procesamiento de datos.

La buena noticia es que el Curiosity está estable por el momento, y se está comunicando con los controladores en la Tierra. Sin embargo, con el fin de conseguir ponerlo en marcha de nuevo, el equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL por sus siglas en inglés) primero tiene que averiguar cuál fue la falla.

"El vehículo se puso en ‘modo seguro’ el 2 de julio, parando la mayoría de las actividades que no sean las de mantenerse a salvo y seguir una secuencia preestablecida para la reanudación de las comunicaciones", escribió el equipo del JPL en un comunicado a la prensa. "Información preliminar indica una falta de coordinación inesperada entre el software de la cámara y el software de procesamiento de datos en el ordenador principal."

Probablemente se sabrá más en los próximos días a medida que lleguen los datos, pero por ahora sólo tenemos que esperar a que el vehículo se ocupe de sí mismo. Aunque suene un poco catastrófico tener un robot fallando a más de 46,8 millones de kilómetros de distancia, esta no es la primera vez que ha sucedido.

En 2013, Curiosity entró en modo seguro en tres ocasiones debido a errores de software, y todas las veces NASA fue capaz de restablecerlo plenamente. A principios de este año, el telescopio espacial Kepler entró en modo de emergencia por razones que los científicos aún desconocen, y NASA lo puso de nuevo en línea con éxito para que pueda seguir buscando exoplanetas.

Así que no debe haber motivo de preocupación, el Curiosity está en buenas manos y NASA todavía tiene grandes planes para él. El robot ya ha ayudado a detectar picos de metano en la superficie de Marte, y la semana pasada, la NASA extendió la misión por otros dos años, lo que significa que el querido robot va a hacer ciencia hasta el 2018, siempre y cuando esté operativo.

Su próximo trabajo es comprobar un sitio cercano que se espera tenga agua fluyendo, una zona con rayas oscuras que aparecen y desaparecen estacionalmente. El año pasado, la NASA confirmó que se trataba de signos de agua en estado líquido fluyendo por la superficie.

Desafortunadamente, Curiosity no puede tomar una muestra del agua, debido al riesgo de contaminación con gérmenes de la Tierra, pero va a ser capaz de tomar imágenes de alta resolución, lo que podría proporcionar a los científicos una valiosa información.

El objetivo final es que el vehículo suba el monte Sharp, para ayudar a los investigadores a entender lo que sucedió con el planeta rojo; cómo es que pasó de ser un planeta verde al desierto árido que vemos hoy.

 

FUENTES: TECHTIMES, SCIENCEALERT, GIZMODO


#curiosity #marte #jpl
Compartir Twittear Compartir