Rusia y Estados Unidos colaboran para volver juntos al espacio

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
21 de Julio de 2016 a las 12:55
Compartir Twittear Compartir
Rusia y Estados Unidos colaboran para volver juntos al espacio
Internet

Ingenieros estadounidenses y rusos se están acercando para crear un nuevo plan de cooperación para ir a la Luna juntos. Una reciente crisis económica de Rusia ha puesto en peligro las actividades espaciales de esa nación, pero no solo eso, sino que existe una rencilla política entre Estados Unidos y Rusia desde hace bastante tiempo, sin embargo, los ingenieros de la industria en ambos lados han formado sus propias alianzas para estudiar el asunto desde la perspectiva técnica.

Empresas aeroespaciales estadounidenses como Boeing y Lockheed Martin, así como contratistas rusos como Rusia RKK Energia y GKNPTs Krunichev, están armando un nuevo plan para trabajar juntos. Varias estrategias de misión han surgido para acercarse a la Luna, en un espacio multinacional en sus proximidades, conocido como espacio cislunar. Podría servir como una plataforma para la exploración de nuestro satélite natural y un trampolín para las misiones a asteroides e incluso a Marte.

Las dos partes parecen entender por qué se necesitan mutuamente, y cómo encajan las piezas. Por su parte, los rusos han dominado el desarrollo y funcionamiento de los módulos espaciales que puedan albergar los equipos de propulsión, justamente lo que necesitan los EE.UU. para llegar al espacio.

Por otra parte, Rusia podría suministrar un módulo todo-en-uno para una nueva base que reemplace a la Estación Espacial Internacional y que podría propulsar una nave hacia la luna. Esta nave espacial pesaría cerca de 24 toneladas, lo que requerirá un cohete SLS. Sin embargo, sin la cooperación de Estados Unidos, no tiene ninguna posibilidad de conseguir un cohete comparable a SLS hasta el 2030, incluso en las mejores circunstancias.

¿Por qué construir una nueva base cerca de la luna? Equipos conjuntos ruso-estadounidenses podrían conducir vehículos exploradores robóticos desde ahí para analizar la superficie de la Luna. El hábitat podría ser utilizado para estudiar un asteroide puesto en las inmediaciones de la Luna o de la Tierra. Potencialmente, un módulo de aterrizaje pilotado podría añadirse a la mezcla, abriendo puertas a un nuevo alunizaje humano.

Las nuevas propuestas de cooperación estadounidense y ruso se acaban de presentar en una conferencia de investigación y desarrollo en San Diego.  La NASA no ve la necesidad de volver a la superficie de la Luna, sin embargo, la agencia está abierta a la cooperación si sus socios, como Roskosmos o ESA, quieren intentar un alunizaje.

La NASA tendrá que tomar una decisión sobre la posible arquitectura y el diseño del futuro hábitat en el espacio profundo dentro de un año o dos, con el fin de construir todo el hardware necesario para el momento en que la nave Orion haga las pruebas de vuelo en la primera mitad de la década de 2020.

 

FUENTE: Popular Mechanics


#roscosmos #nasa
Compartir Twittear Compartir