Se pierden las esperanzas de restablecer contacto con la sonda Philae

Misiones Espaciales

Por Victor Roman
13 de Enero de 2016 a las 11:06
Compartir Twittear Compartir
Se pierden las esperanzas de restablecer contacto con la sonda Philae

El 12 de noviembre de 2014, la sonda Philae hizo historia al ser la primera nave espacial en aterrizar con éxito sobre la superficie de un cometa. Después de viajar más de 6.5 millones de kilómetros por el espacio durante más de una década, Philae fue posicionada de manera remota por el equipo de la Agencia Espacial Europea (ESA) en la superficie del 67P / Churyumov-Gerasimenko, un cometa que viaja por el espacio a 18 km por segundo.

 

Sin embargo la operación no estuvo exenta de contratiempos. Una vez cerca Philae debía lanzar sus arpones para anclarse en el cometa y garantizar un aterrizaje suave, pero estos se quedaron atascados en el último minuto, y la nave tuvo que rebotar para poder llegar al lugar de aterrizaje designado.

 

Por desgracia, el lugar del cometa donde Philae se detuvo era demasiado sombrío para alimentar adecuadamente sus paneles solares, por lo que la pequeña sonda cayó en un período de hibernación durante siete meses.

 

ESA finalmente recuperó el contacto con Philae en junio del año pasado, sin embargo la reunión fue de corta duración. Para el 9 de julio de 2015,  la sonda ya no respondía a las órdenes que se le daban. "Es posible que las emisiones de gases del cometa causaran que Philae cambie de ubicación nuevamente, y su antena esté apuntando en una dirección diferente", dice Loren Grush en The Verge.

 

Desde entonces el equipo de la ESA ha estado intentando establecer contacto con la sonda pero sin mayor suerte y ahora, el 10 de enero, enviaron lo que probablemente será su última comunicación a través de la sonda espacial Rosetta, ordenándole girar una de sus ruedas hacía adelante, lo que quizás mejoré la posición de Philae.

 

"A lo mejor, la nave espacial podría sacudirse el polvo de sus paneles solares y alinearse mejor con el Sol", dijo el director técnico de Philae, Koen Geurts. "El tiempo se acaba, por lo que queremos explorar todas las posibilidades", agregó Stephan Ulamec, manager de la sonda.

 

No es imposible que aún podamos oír de la pequeña sonda, pero cada día que pasa las chances son menores. “Desafortunadamente, el silencio de Philae no presagia nada bueno” ha dicho Ulamec como quien preparándose para lo peor. En fin, es cosa de esperar.

 

 

FUENTE: SCIENCEALERT


#philae #esa #rosetta #67p
Compartir Twittear Compartir