SETI ya comenzó a observar estrella con extrañas características

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
19 de Octubre de 2015 a las 19:42
Compartir Twittear Compartir
SETI ya comenzó a observar estrella con extrañas características

La semana pasada, científicos ciudadanos liderados por la astrónoma Tabetha Boyajian encontraron una estrella con características extrañas; y la búsqueda de más información ya se ha puesto en marcha.

 

El Instituto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) ha redireccionado el Telescopio Allen (ATA), un sistema de antenas de alrededor de 483 kilómetros, para intentar detectar señales de vida en la misteriosa estrella KIC 8462852, y así descartar la hipótesis de que se trata de una “mega estructura alienígena”, como se especuló en algún momento.  

 

La hipótesis principal en este momento, es que estás anomalías en la vecindad de la estrella consisten en un enjambre de cometas que podrían haber sido enviados a toda velocidad, posiblemente después de un empujón gravitatorio de una estrella pasajera.

 

Pero también es posible, dicen los astrónomos, que la señal observada por el telescopio Kepler fue causada por enormes estructuras construidas por una civilización extraterrestre. Esa última posibilidad, aunque remota, ha puesto a KIC 8462852 en la mira de los científicos cazadores señales que pueden haber sido generados por extraterrestres inteligentes.

 

"Estamos observándolo con el Telescopio Allen", dijo Seth Shostak, astrónomo jefe del Instituto SETI en Mountain View, California. Sin embargo, agregó, “la gente tal vez debería moderar su entusiasmo con las lecciones de la historia."

 

Shostak citó el ejemplo de los púlsares, cadáveres estelares superdensos que giran extremadamente rápido y emiten haces de radiación de alta energía. Estas señales son recogidas por instrumentos en y alrededor de la Tierra. Los pulsos son regulares, ya que sólo pueden ser detectados cuando son disparados directamente hacia nuestro planeta, un evento que ocurre a intervalos predecibles debido a la rotación de los púlsares.

 

Ahora los astrónomos ya saben de todo esto. Pero en la década de 1960, cuando se descubrieron las primeras señales de púlsares, algunos científicos los interpretan como posibles transmisiones alienígenas.

 

Pero hasta que se encuentre una explicación, la hipótesis de los extraterrestres inteligentes aún estará sobre la mesa, aun en el caso de que el ATA y otros instrumentos no encuentren nada.

 

La falta de una señal detectable, después de todo, no quiere decir que KIC 8462852 sea un sistema sin vida. Quizás la estrella cuente con formas de vida que no emitan señales que podemos recoger. O puede que alguna vez que haya sido sede de una civilización ya extinta, dejando esa extraña megaestructura como una especie de monumento.

 

Desde la Señal Wow! En 1977 que el SETI no experimentaba tanta expectativa  


Compartir Twittear Compartir