SpaceX vs Boeing: La carrera espacial privada se enciende

Misiones Espaciales

Por Sophimania Redacción
13 de Noviembre de 2015 a las 12:25
Compartir Twittear Compartir
SpaceX vs Boeing: La carrera espacial privada se enciende

La caída del Muro de Berlín y el subsecuente fin de la Guerra Fría terminó por ponerle fin a la carrera espacial que durante más de tres décadas mantuvieron EE.UU y Rusia (la Unión Soviética en ese entonces).

 

Desde ese momento el interés por el espacio se fue apagando poco a poco, conformándonos con hacer experimentos en la Estación Espacial Internacional y sin hacer mejoras considerables en nuestras naves espaciales. Las tragedias de los transbordadores Challenger y el Columbia establecieron en el imaginario popular la idea de que el espacio era demasiado peligroso.

 

Sin embargo esto ha cambiado en los últimos años y las empresas privadas están ocupando el espacio dejado por las grandes potencias.

 

La llegada de SpaceX, y sus costos bajos además de las considerables innovaciones, ha hecho que los titanes de la industria aeroespacial, como Lockheed and Boeing, salgan su sospechosa comodidad y comiencen a innovar en sus vehículos espaciales. Se sabe que altos funcionarios del sector defensa usualmente terminan trabajando para estas empresas, entonces las sospechas de corrupción abundan.

 

El último episodio de esta carrera ha sido protagonizado la semana pasada en el Consejo Consultivo de NASA, donde tanto SpaceX como Being han asistido para proveer información sobre el estado de sus programas espaciales. NASA tiene está facultad debido a que ambos han ganado la licitación para proveer a la Agencia de vuelos comerciales. SpaceX por 2.6 mil millones de dólares mientras que Being, 4.2 mil millones.

 

SpaceX, la empresa del carismático y excéntrico Elon Musk, ofreció la línea de tiempo más concreta de los dos competidores. La compañía tiene la intención de lanzar un vuelo de prueba de su nave espacial Dragon a finales de 2016 y para marzo de 2017 tiene planeado lanzar el primer vuelo tripulado. Boeing, por su lado, dijo que planea llevar a cabo, tanto el vuelo de prueba como el primer vuelo tripulado de la nave espacial Starliner en 2017.

 

Aunque las metas de SpaceX hacen parecer que ganará esta primera mano de la carrera espacial privada, tiene la desventaja de ser una empresa nueva que recién está labrándose su credibilidad. Credibilidad que se vio afectada cuando su cohete Falcon 9 falló en su lanzamiento en Junio de este año.  


Compartir Twittear Compartir