Grafeno: el 'material del futuro' puede repararse a sí mismo

Vida Extraterrestre

Por Sophimania Redacción
11 de Julio de 2012 a las 11:18
Compartir Twittear Compartir
Grafeno: el 'material del futuro' puede repararse a sí mismo

El grafeno, ese material peculiar hecho de láminas de carbono de un solo átomo de espesor, se somete a un proceso de auto-servicio de reparación para arreglar sus agujeros, según una nueva investigación. La sobresaliente resistencia mecánica del grafeno y sus propiedades electrónicas lo convierten en un material prometedor para una amplia gama de aplicaciones futuras. Sin embargo, su delgadez casi etérea hace que sea fácilmente dañado al trabajar con él.

El estudio, publicado en la revista Nano Letters, sugiere que puede ser reparado simplemente exponiéndolo a perder átomos de carbono. El trabajo fue realizado por investigadores de la Universidad de Manchester, entre ellos Konstantin Novoselov, que compartió el Premio Nobel como co-descubridor del grafeno, y se llevó a cabo en el Laboratorio SuperStem del Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas de Daresbury, en el Reino Unido.

El equipo estaba inicialmente interesado en los efectos de agregar contactos de metal a las tiras de grafeno, la única manera de explotar sus fenomenales propiedades electrónicas. El proceso de rutina crea agujeros en las hojas de grosor de un átomo, por lo que los investigadores estaban tratando de entender cómo se forman los agujeros, disparando haces de electrones a través de las hojas de grafeno para luego estudiar los resultados con un microscopio electrónico.

Pero para su sorpresa, encontraron que cuando los átomos de carbono estuvieron también cerca de las muestras, los átomos encajaron en los agujeros, reparando la lámina bidimensional. \"Simplemente ocurrió que nos dimos cuenta,\" dijo el co-autor del estudio Quentin Ramasse, del laboratorio SuperStem. \"Repetimos el procedimiento unas cuantas veces y luego tratamos de comprender cómo ocurrió\", agregó.

El equipo encontró que cuando los átomos de metal estuvieron alrededor, estos también se introdujeron en los bordes de los agujeros, y cuando el carbono estuvo alrededor como parte de las moléculas llamadas hidrocarburos, los átomos de carbono de las mismas podían tomar formas irregulares en las láminas. Pero los átomos de carbono puro podían empujar a los átomos de metal fuera del camino, logrando una perfecta reparación de los agujeros y formando un enrejado nuevo e ininterrumpido de hexágonos.

Información de BBC News. Traducción y edición de Sophimanía

Artículo original y completo (en inglés) aquí

 


Compartir Twittear Compartir