¿La misión Viking de 1976 podría haber encontrado vida en Marte?

Vida Extraterrestre

Por Sophimania Redacción
21 de Octubre de 2016 a las 12:18
Compartir Twittear Compartir
¿La misión Viking de 1976 podría haber encontrado vida en Marte?
Las sondas Vikings fueron lanzadas en 1976. Foto: JPL NASA

En 1976 NASA envió dos misiones a Marte. Las naves Viking 1 Viking 2 llegaron a la superficie marciana para obtener imágenes de alta resolución de la superficie del planeta, caracterizar la estructura y composición de la atmósfera y la superficie; y para buscar evidencia de vida. La búsqueda se había creído infructuosa… hasta ahora.

Durante su tiempo en la superficie, las sondas llevaron a cabo un experimento que consistía en tomar muestras de suelo marciano (recogidas 6.437 km entre sí) y mezclarla con una gota de solución nutriente acuoso diluido. El gas producido por esta reacción fue monitoreado en busca de pistas dejadas por procesos biológicos.

viking_sagan.jpg
Carl Sagan participó activamente en las misiones Viking. Foto: NASA

En concreto, si se ha detectaba el isótopo radiactivo 14CO2, se podría considerar como una prueba de que microorganismos en el suelo metabolizaban ciertos nutrientes. Sorprendentemente, las muestras dieron positivo a este isótopo.

“Al instante en que los nutrientes se mezclaron con la muestra de suelo, se obtuvo como resultado 10 mil recuentos de moléculas radiactivas," explica Joseph Miller, ex director del proyecto del transbordador espacial de la NASA que participó en el experimento original. Ese fue un gran aumento, ya que por lo general el recuento en Marte era de 50 o 60.

También se llevaron a cabo una serie de experimentos de control, incluyendo el calentamiento de algunas muestras de suelo marciano a diferentes temperaturas, y mantuvieron a otras en la oscuridad durante meses, cosas que se supone deberían 'matar' toda la vida en el suelo. Estas muestras fueron negativas para el isótopo, lo cual sólo reforzó la idea de que existía vida.

Sin embargo cuando las sondas realizaron experimentos de seguimiento, todas ellas arrojaron resultados negativos, y la NASA descartó por completo la posibilidad de detección de microbios. Todo el mundo argumentó que las señales originales eran más geológicas que biológicas, pero dos científicos han estado discutiendo el caso desde entonces.

Estos dos investigadores son Gilbert V. Levin de la Universidad de Arizona State y Patricia Ann Straat del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. Ellos, debido a los nuevos descubrimientos de agua líquida y metano en Marte, han revisado la data tomada por los Vikings. Los resultados han sido publicados en Astrobiology.

Sin embargo, vale aclarar que los dos científicos no están diciendo que las misiones de 1976 definitivamente encontraron vida. Lo que están diciendo es que cuando examinaron las hipótesis biológicas y no biológicas para explicar los resultados originales, la evidencia experimental indicó que la existencia de vida era una "posibilidad muy fuerte", mientras que las interpretaciones no biológicas "no eran concluyentes".

marte_metano.jpg
En la Tierra, 90% del metano es producido por los seres vivos. Imagen: NASA

"En ausencia de un agente no biológico que satisfaga todos los resultados de la sonda Viking, y en vista de las evidencias ambientales de que Marte puede muy bien ser capaz de albergar vida, parece prudente que la comunidad científica mantenga a la biología como una explicación viable de los resultados experimentales ", concluyen.

"El consenso general en la época de los Vikings fue que la respuesta positiva no había sido causada por la biología", explican. "Sin embargo, desde entonces, la información de las misiones posteriores a Marte ha puesto en duda la base de ese consenso, y es oportuno reconsiderar una explicación biológica de los resultados y hasta el momento, no hay explicación no biológica que haya cumplido todos los criterios", añaden.

Su argumento se centra en el hecho de que en los últimos años, tenemos pruebas que sugieren que Marte no es tan inhóspito como lo que se pensaba. Las señales de existencia de agua en el pasado sugieren que la vida pudo existido cuando el planeta era más húmedo, y luego se pudo haber adaptado al secarse.

"La vida puede, por tanto, siguen existiendo, aunque sólo sea en un estado criptobiótico, sujeto a la reanimación siempre que el agua esté disponible", explican. En la Tierra una serie de seres vivos presentan este comportamiento, entre ellos el tardígrado.

Levit y Straat añaden que la aparición esporádica de puntos de metano y metanógenos (microorganismos que producen metano como subproducto metabólico en condiciones muy duras) como posibles formas de vida en Marte.

Como sea, todo esto es una posibilidad muy remota y no se sabrá hasta que se envíe una sonda totalmente estéril con la misión de hacer muestras y pruebas. De ser positivas, no solo cambiarían la forma como entendemos la vida sino que harían más complicada el envío de misiones tripuladas por el riesgo de contaminación.

FUENTES: NAT GEO, SCIENCEALERT, PHYS


#marte #nasa #viking
Compartir Twittear Compartir