NASA encuentra materia orgánica en el planeta enano Ceres

Vida Extraterrestre

Por Sophimania Redacción
18 de Febrero de 2017 a las 13:34
Compartir Twittear Compartir
NASA encuentra materia orgánica en el planeta enano Ceres
Los rastros de material orgánico solo están localizados en un área en particular. Foto: JPL/NASA

La agencia espacial estadounidense ha anunciado que se han detectado signos de material orgánico en la superficie del asteroide más grande del Sistema Solar: Ceres. El material fue ubicado dentro y alrededor del cráter Ernutet en el hemisferio norte de Ceres, usando la nave espacial Dawn de la NASA.

Aunque no es la primera vez que se encuentra material orgánico en un cuerpo espacial, si es la primera vez que ocurre en una gran asteroide desde una nave en órbita, lo que sugiere que cosas emocionantes están por venir. "Esta es la primera detección clara de moléculas orgánicas desde la órbita (de una nave) en un cuerpo del cinturón de asteroides", dijo la investigadora María Cristina De Sanctis del Instituto Nacional de Astrofísica en Roma.

Sin embargo, hay dos características que deberían hacernos prestar mucha atención a este reciente hallazgo: la primera es la naturaleza relativamente frágil de las moléculas orgánicas; y la segunda es el hecho de que éstas no están dispersas por toda la superficie del asteroide sino localizadas en un área en particular.

Investigaciones anteriores ya habían demostrado que Ceres poseía los ingredientes elementales correctos para la existencia de moléculas orgánicas, mientras que los signos de minerales hidratados, carbonatos y arcillas amoniacadas daban pruebas de que el agua estaba activa sobre y bajo la superficie del planeta enano.

Sin embargo, los materiales detectados por el espectrómetro de mapeo visible e infrarrojo (VIR por sus siglas en inglés) de la nave espacial estaban limitados en su mayoría a un área de aproximadamente mil kilómetros cuadrados, con algunos parches diseminados justo fuera del cráter. La cuestión inmediata es si el material pertenece a Ceres, o si está ahí producto del impacto con algún otro objeto.

El equipo de investigadores, que publicó sus hallazgos en Science, describió el material orgánico como alifático, lo que podría ayudar a descartar una de las posibilidades. El carbono tiende a formar dos amplias familias de material orgánico: una en forma de anillos llamados aromáticos, la otra en forma de cadenas descritas como alifáticas.

Los anillos aromáticos tienden a ser más robustos que las cadenas alifáticas, que se separan más fácilmente bajo altas temperaturas, lo que sugiere que es improbable que ese material sobreviva al impacto de alta energía de un meteorito. Esto se refleja en la abundancia de aromáticos en los meteoritos rocosos del tipo "condrita", donde las cadenas de carbono son raras.

Además, un impacto habría mezclado cualquier material extraño en la superficie de Ceres, haciendo aún más improbable que fuera visto como una distintiva propagación de moléculas orgánicas. Con todos los signos apuntando a un origen nativo de los productos químicos, la siguiente pregunta es cómo llegó a estar dispersos solo alrededor de Ernutet y no en otro lugar.

Una pista podría encontrarse en la abundancia de carbonatos y arcillas en la zona. Al igual que las aguas termales forman burbujas de agua a la superficie de la Tierra, Ceres tiene actividad hidrotérmica dentro de su capa exterior fría, sembrando su superficie con agua fuertemente saturada con sales y arcillas que contienen nitrógeno.

De hecho, uno de los primeros grandes misterios del planeta enano fue una serie de parches brillantes vistos en su superficie. Inicialmente se pensó que las manchas eran hielo, pero luego se supuso que eran principalmente sales de carbonato de sodio depositadas en la superficie como salmuera que salía de un océano subterráneo sublimado.

Por supuesto, todavía existe el misterio de por qué los compuestos alifáticos sólo han sido vistos en esta zona en particular de Ceres, se espera que los estudios futuros puedan proporcionar una mejor explicación. Sin embargo, el hecho de que Ceres tenga una mezcla de agua, materia orgánica y nitrógeno es emocionante para cualquier científico interesado en los orígenes de la vida en la Tierra.

"Este descubrimiento agrega a nuestra comprensión de los orígenes posibles del agua y de los compuestos orgánicos en la tierra," finalizó Julie Castillo-Rogez, científica del proyecto Dawn en el laboratorio de la propulsión del jet de la NASA en Pasadena, California.

 

FUENTES: SPACE, SCIENCEALERT


#ceres #organico
Compartir Twittear Compartir