Berta Cáceres: Asesinan a importante activista por el Cambio Climático en Honduras

Cambio Climático y Desastres

Por Sophimania Redacción
4 de Marzo de 2016 a las 08:46
Compartir Twittear Compartir
Berta Cáceres: Asesinan a importante activista por el Cambio Climático en Honduras

Crédito: Goldman Prize

 

El jueves 3 de marzo, la ecologista Berta Cáceres, activista hondureña, fue asesinada en la madrugada. La madre de esta valiente mujer dijo que aunque la policía ha dicho que se trata de un robo, “todos sabemos que fue por su lucha”, según explica la agencia AFP. Según fuentes locales, los asesinos entraron a la fuerza en su vivienda.

Cáceres era líder de la comunidad indígena lenca y una prominente defensora de los derechos humanos, explica Alejandra Martins para la BBC. En el 2015, en abril, le dieron el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente.

Crédito: Goldman Environmental Prize

 

 

¿Qué hacía Berta Cáceres para defender el medio ambiente?

Según un artículo de la BBC, Cáceres sufría de constantes amenazas, pero esto nunca detuvo su lucha. Era una madre de cuatro hijos y hacía campaña contra un proyecto hidroeléctrico que tenía  financiación internacional, es por esto que le dieron el premio.

Cáceres organizó al pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, en su lucha contra la represa de Agua Zarca. La construcción estaba prevista en el noroeste del país en el Río Gualcarque, sagrado para las comunidades indígenas y vital para su supervivencia, cuenta Martins.

Cáceres logró que el constructor más grande de represas a nivel mundial, la compañía china Sinohydro, retirara su participación en el proyecto hidroeléctrico. La Corporación Financiera Internacional, institución del Banco Mundial que invierte en el sector privado, también abandonó la iniciativa. A raíz de esto comenzaron las amenazas de muerte.

Pero Cáceres no está sola, en 2014 Honduras fue el país que registró más asesinatos per capita de defensores del ambiente en todo el mundo. De las 116 muertes de ambientalistas que se documentaron, casi tres cuartas partas ocurrieron en América Latina, especialmente en Honduras, Brasil y Perú.

La ONG Global Witness cuestiona que mientras los gobiernos se reúnen constantemente a discutir en foros globales el Cambio Climático, quienes están a la vanguardia de la defensa de ríos y bosques mueren impunemente sin siquiera generar cobertura en la prensa internacional.

La defensa de la naturaleza es parte del ADN de Cáceres y está enraizada en su identidad lenca, dice Martins, sus hijos continúan luchando por su legado, pero ya 2 de ellos han salido de la zona para evitar represalias.

En 2006 la comunidad lenca de Río Blanco buscó la ayuda de la organización fundada por Cáceres porque empezaron a ingresar maquinaria al lugar. El gobierno no les había comunicado nada.

Cáceres ya estaba acostumbrada a las amenazas de muerte y secuestro. También la habían demandado con argumentos falsos, según Global Witness. La represa de Agua Zarca "hubiera significado desplazamientos y hubiera impedido a la comunidad desarrollar sus actividades agrícolas. No sólo se privatiza el río sino varios kilómetros a la redonda", dijo Cáceres a la BBC en una entrevista.

En más de 150 asambleas indígenas las comunidades lencas expresaron el rechazo a la construcción de la represa sobre el río Gualcarque. En el 2013, el pueblo lenca comenzó una toma indefinida de carreteras para impedir la entrada de maquinaria. Este bloqueo duró más de un año. Cáceres cuenta que "había presencia y hostigamiento militar, policial, guardias privados, sicarios. Incluso la policía hizo acciones en que apuntó los cañones de sus fusiles a las cabezas de niños y niñas y ancianos de Río Blanco". Además, 3 líderes fueron asesinados.

La Corporación Financiera Internacional retiró posteriormente su financiación citando inquietudes sobre violaciones de los derechos humanos. El proyecto de Agua Zarca está detenido por el momento, pero hay planes de construir otro en un punto más alto. Incluso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció  graves violaciones a los derechos humanos en la zona.

La muerte de Cáceres es un intento de amedrentar a las personas que luchan contra el capitalismo que destruye el planeta.

“Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de estar solo contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal”, dijo Berta Cáceres al recibir el premio Gold. 

¡Tenemos que despertar!

 

FUENTE: BBC


#cambio climatico #activismo #honduras
Compartir Twittear Compartir