"Bóveda del fin del mundo" sufre desperfecto debido a altas temperaturas por el Calentamiento Global

Cambio Climático y Desastres

Por Sophimania Redacción
21 de Mayo de 2017 a las 17:31
Compartir Twittear Compartir
"Bóveda del fin del mundo" sufre desperfecto debido a altas temperaturas por el Calentamiento Global
Foto: Internet

La bóveda del fin del mundo fue diseñada como forma de proteger las semillas del mundo de cualquier desastre global y garantizar el suministro de alimentos de la humanidad para siempre. Sin embargo, ya ha sufrido los primeros estragos  debido al calentamiento global, que produjo temperaturas extraordinarias durante el invierno, haciendo que el agua derretida chorree hacia el túnel de entrada.

La bóveda se encuentra en la isla noruega de Spitsbergen y contiene casi un millón de paquetes de semillas. Cuando se inauguró en 2008, se esperaba que el profundo permafrost proporcionara contra los desastres naturales o provocados por el hombre. Pero la subida de las temperaturas en el Ártico al final del año más caluroso jamás registrado provocó la fusión y lluvia intensa, cuando debía haber caído nieve ligera.

 Afortunadamente, el agua de fusión no llegó a la bóveda en sí, y las semillas siguen estando seguras por ahora a una temperatura de -18C. Pero esto ha hecho cuestionar la capacidad de la bóveda para sobrevivir a catástrofes. Por ello, ahora se le está monitoreando las 24 horas del día.  

Los gerentes de la bóveda ahora están esperando a ver si las temperaturas más altas del invierno superan las del 2016, que vio temperaturas por encima de 7 grados centígrados lo que debería. El archipiélago de Svalbard, del que forma parte Spitsbergen, se ha calentado rápidamente en las últimas décadas, según Ketil Isaksen, del Instituto Meteorológico de Noruega. "El Ártico y especialmente el Svalbard se calientan más rápido que el resto del mundo. El clima está cambiando drásticamente y estamos todos sorprendidos", dijo Isaksen.

Los directores de la bóveda están tomando precauciones, incluyendo trabajos importantes para impermeabilizar el túnel de 100 m de largo y cavar trincheras en la ladera de la montaña para canalizar el agua de deshielo y la lluvia. También han quitado el equipo eléctrico del túnel que produce algo de calor.

Aschim dijo que no había otra opción que encontrar soluciones para garantizar la seguridad duradera de la bóveda: "Tenemos que encontrar soluciones. Es una gran responsabilidad y la tomamos muy en serio. Estamos haciendo esto por el mundo".

 

FUENTE: The Guardian

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#boveda #calentamiento global #cambio climatico
Compartir Twittear Compartir