Importante estudio confirma que Calentamiento Global no ha disminuido

Cambio Climático y Desastres

Por Sophimania Redacción
11 de Enero de 2017 a las 16:46
Compartir Twittear Compartir
Importante estudio confirma que Calentamiento Global no ha disminuido
Foto: Internet

Un nuevo estudio publicado en Science Advances revela que la "desaceleración del calentamiento global" que se supone sucedió este siglo, en realidad nunca ocurrió. En el estudio muestra que las “pruebas” de la desaceleración fueron producto de una interpretación defectuosa de los datos de temperatura.

Ya en el 2015 un estudio realizado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), presentó evidencia revisada por pares de que esto no había sucedido, sin embargo, los científicos detrás de la investigación se enfrentaron a mucha controversia, e incluso fueron citados para dar evidencia sobre su investigación, en medio de acusaciones de que habían alterado sus datos.

Ahora, esa investigación anterior reivindica estos hallazgos. El nuevo estudio fue dirigido por la Universidad de California, Berkeley, que utilizó fuentes de datos independientes para demostrar que las conclusiones de NOAA eran en realidad ciertas. El estudio también confirma que no ha habido ninguna desaceleración en el calentamiento global desde 1998.

¿Dónde nació la idea de que se estaba desacelerando el cambio climático? El concepto se originó después de que datos recopilados a partir de 1998 parecían demostrar que los aumentos en la temperatura de la superficie del océano se estaban desacelerando, lo que muchos escépticos del Cambio Climático tomaron como evidencia de que el calentamiento global no estaba ocurriendo.

Los investigadores de NOAA sostuvieron que la desaceleración percibida en el calentamiento del océano no era debido a ninguna fuerza física o natural que ocurría en el planeta, sino que era más bien un resultado de un sesgo no detectado en cómo medimos las temperaturas del agua. Esto se debe a que, durante la mayor parte del siglo XX, la principal forma de medición era usando sistemas ​​en buques, pero a medida que la tecnología avanzaba, se depositó mayor confianza en las medidas registradas por boyas flotando a la deriva en el mar.

Pero algo que los científicos no tuvieron en cuenta es que las boyas tienden a reportar temperaturas más frías que las naves. Esto se cree que sucede por una serie de razones, pero el principal factor es que las muestras de agua recogidas por los buques se calientan inadvertidamente por los motores y tuberías. Desafortunadamente, al no explicar correctamente este "sesgo frío" parecía que las temperaturas del océano a partir de 1998 eran menos calientes de lo que realmente eran, pero era una falla en cómo medimos, argumentaron los investigadores de NOAA.

Para corroborar si el estudio de 2015 estaba en lo cierto, Hausfather y otros investigadores analizaron los datos globales de las boyas, pero también tomaron dos nuevas fuentes de medidas de temperatura: las lecturas por satélite y los flotadores robotizados en el océano. Para alejarse de cualquier sesgo al ponderar incorrectamente una fuente contra otra, examinaron cada medición aisladamente para ver lo que revelaba acerca del cambio de temperatura.

Cuando compararon los resultados, coincidieron con los datos de la NOAA, lo que sugiere que los océanos han continuado caldeando consistentemente sin pausa, aumentando la temperatura en 0.12 grados Celsius por década durante las dos últimas décadas.

 

FUENTE: Science Alert


#calentamiento global #cambio climatico
Compartir Twittear Compartir