Beijing declara por primera vez alerta roja por contaminación

Contaminación y Salud Ambiental

Por Victor Roman
8 de Diciembre de 2015 a las 14:16
Compartir Twittear Compartir
Beijing declara por primera vez alerta roja por contaminación

Debido a que la contaminación del aire se ha elevado a niveles 20 veces más altos a los recomendados por la OMS, Beijing ha emitido una alerta roja por contaminación por primera vez en la historia.

 

La alerta roja, el nivel de advertencia más alto en un sistema de cuatro niveles introducido en 2013, se prevé que permanezca hasta el jueves, momento en el cual se espera que el aire se despeje con la llegada de un frente frío pronosticado para estos días.

 

Hasta ese momento, sin embargo, las clases serán canceladas: jardines infantiles, escuelas primarias y secundarias, y universidades permanecerán suspendidas. Las construcciones al aire libre se han cerrado, y algunas plantas industriales también han hecho lo propio.

 

"La gente debería, en la medida de sus capacidades, reducir las actividades al aire libre", advirtió la Oficina de Protección Ambiental de Beijing en las redes sociales. "Si usted está involucrado en actividades al aire libre, deberá usar una máscara o tomar otras medidas de protección."

 

Mientras permanezca la alerta roja, la mitad de los autos particulares de Beijing serán retirados de las calles. Solo los ciudadanos locales estarán autorizados a conducir en días alternos en función de si tienen números pares o impares en sus placas de matrícula. Hasta un 30 por ciento de los vehículos gubernamentales también estará estacionado.

 

La alerta roja viene después de un período de contaminación extrema en la ciudad, que llevó a las autoridades a declarar la alerta naranja el sábado. La magnitud del problema es  tal, que puede ser vista desde el espacio. Satélites de la NASA han podido captar que la contaminación cubre actualmente gran parte de China.

 

Hasta hoy, 8 de diciembre, el índice de calidad del aire en Beijing está rondando los 300 microgramos en la escala de PM2.5, que mide las partículas finas con un diámetro de 2,5 micrómetros o menos. Estos son particularmente peligrosos de inhalar, ya que pueden alojarse en los pulmones de las personas.

 

En la conferencia sobre el clima que se está llevando a cabo en París, China ha dicho que va a desempeñar su papel en la reducción de sus propias emisiones. Esperemos que así sea, porque la contaminación mortal que estamos viendo en Beijing y en otras partes de China este mes es algo que no se debe permitir que ocurra.



 

FUENTE: SCIENCEALERT


#china #contaminación #beijing #alerta roja
Compartir Twittear Compartir