El carbón está llegando a su fin: China acaba de desechar 103 plantas de energía

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
19 de Enero de 2017 a las 12:34
Compartir Twittear Compartir
El carbón está llegando a su fin: China acaba de desechar 103 plantas de energía
foto: internet

China ha anunciado planes para cerrar más de 100 plantas de carbón actualmente en desarrollo, desechando lo que supondría una gigantesca capacidad de 120 gigavatios (GW) de electricidad a carbón.

La totalidad de los EE.UU. tiene aproximadamente 305 gigavatios GW de capacidad de carbón en total, y este ajuste masivo deja espacio para que China avance su desarrollo de energía limpia y renovable. A pesar de los problemas de contaminación de China, la razón de las cancelaciones se debe a que el país estaba superando ampliamente su capacidad de carbón prevista para el futuro.

La Administración Nacional de Energía del país canceló la planificación y construcción de 85 nuevas plantas de carbón, además de 18 instalaciones que se mantenían en conserva desde el 2016. Las 103 plantas canceladas abarcan 13 provincias chinas, y valen unos 62 mil millones de dólares.

Esto ha sido celebrado por los grupos ambientalistas. "Detener los proyectos de construcción parece derrochador y costoso, pero gastar dinero y recursos para terminar estas plantas completamente innecesarias sería aún más derrochador", dijo Greenpeace a Reuters.

Aunque China ha sido criticada por ser evasiva sobre sus emisiones de carbono, el país es el mayor inversor mundial en energía renovable. "Sí, China tiene un largo camino por recorrer, pero en los últimos años ha recorrido un largo camino", afirma el investigador, Lauri Myllyvirta, de GreenPeace.

Pero a pesar de la directiva nacional de retirar la infraestructura del carbón, algunos piensan que la imposición de esta suspensión podría ser algo difícil de lograr. Según el investigador de política energética Lin Boqiang de la Universidad China de Xiamen, superar la resistencia local para detener la construcción de proyectos por el valor de miles de millones y que emplea un gran número de trabajadores será una batalla en sí misma.

"Algunos proyectos podrían haber estado en curso durante 10 años, y ahora hay una orden para detenerlos", dijo a The New York Times. "Es difícil persuadir a los gobiernos locales a que renuncien a ellos".

 

FUENTE: Science Alert


#china #carbon #energias renovables
Compartir Twittear Compartir