Estudio: Ya no quedan lugares en el mundo que no hayan sido “tocados” por el ser humano

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
8 de Junio de 2016 a las 08:05
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Ya no quedan lugares en el mundo que no hayan sido “tocados” por el ser humano
shuttershock

¿Se puede todavía encontrar alguna zona natural de la Tierra que no haya sido contaminada por el ser humano? No según un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Esta investigación ha escrutado décadas de datos arqueológicos y encontró que no hay lugares” vírgenes” en la Tierra que no hayan sido afectados por la sociedad y la actividad humana, y que probablemente ha sido así desde hace miles de años.

El arqueólogo Nicole Boivin de la Universidad de Oxford y el Instituto Max Planck, y sus colegas investigadores examinaron 30 años de estudios arqueológicos y analizaron conjuntos de datos sobre ADN antiguo y microfósiles, junto con modelos estadísticos. Su conclusión es que el impacto de la humanidad en el planeta no se limitó a cambios tecnológicos y sociales de la revolución industrial, sino que en realidad son observables desde hace miles de años antes del Pleistoceno superior, en forma de extinción de especies ligadas al crecimiento de la especie humana que se remontan hasta hace 195 000 años.

Los investigadores dicen que el ejemplo más significativo de esto es la dramática reducción en la megafauna (especies grandes) entre aproximadamente 50.000 y 10.000 años atrás, lo que tuvo efectos dramáticos en los ecosistemas en función de cosas como la dispersión de semillas. El advenimiento de la agricultura afectó aún más a las plantas y animales, creando "impactos sin precedentes y duraderos sobre la distribución de especies", como dice el estudio. Sin embargo, estos impactos no solo conducen a la extinción, sino que algunas especies fueron favorecidas por los seres humanos, como los perros, ovejas, cabras, pollos y ganado.

Los seres humanos también colonizaron, lo que afecta los biomas continentales. La expansión del comercio de la Edad del Bronce en adelante ha agravado muchos de estos efectos, y todo mucho antes de la revolución industrial. Los investigadores afirman que el descubrimiento de este impacto ambiental humano a largo plazo significa que debemos adoptar un enfoque más amplio y más pragmático de los esfuerzos de conservación.

Según los investigadores, el "estado original" es algo que no ha existido desde hace miles de años. "Los datos acumulados arqueológicos demuestran claramente que los seres humanos son más que capaces de remodelar y transformar radicalmente los ecosistemas", dijo Boivin.

 

FUENTE: Science Alert


#tierra #ser humano
Compartir Twittear Compartir