Si te sentías bien por reciclar entérate que lo hemos estado haciendo muy mal

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
8 de Julio de 2015 a las 13:16
Compartir Twittear Compartir
Si te sentías bien por reciclar entérate que lo hemos estado haciendo muy mal

La mayoría de nosotros hacemos todo lo posible para reciclar nuestros productos, y se siente muy bien cuando logramos separar el plástico del papel y lo llevamos a centros de reciclado. Pero ahora, un experto en gestión de residuos, Vicky Gan de City Lab, nos explica que lo hemos estado haciendo mal todo este tiempo.

 

Para animar a la gente a reciclar, la mayoría de ciudades de todo el mundo tienen contenedores donde separamos el plástico del papel y del vidrio. Esto ha funcionado en un sentido, ya que hace que la gente recicle de manera sencilla, pero también incrementa la contaminación en el sistema. Porque en realidad, no todos los papeles, plástico y vidrio se hacen igual, y hay mucho más que determina si algo es reciclable o no.

 

De hecho, en Washington DC, en los EE.UU., la introducción de contenedores de reciclaje residencial más grandes condujeron a una caída del 50 % en la cantidad de beneficios que normalmente la ciudad obtenía por el reciclaje, según un informe elaborado por Aaron C. Davis para el WashingtonPost. En realidad, se tiene que pagar más para filtrar a través de los contenedores.

 

 

¿Cómo funciona el reciclado? Video: SciShow

 

 

¿Cuáles son los contaminantes que son tan perjudiciales para el sistema? Cualquier contenedor que ha sido contaminado con alimentos es nocivo para el reciclaje, lo que incluye las cajas de pizza, por más que no tengan residuos. ¿Por qué? Todo esto se reduce a las manchas de aceite que entran en contacto con las fibras de papel. "Dado que el papel se mezcla con agua en una gran máquina, el aceite finalmente se separa de las fibras de papel y este no se disuelve en el agua, sino que se mezcla con el papel. El resultado al final es un nuevo papel con manchas” reporta la Universidad de Stanford.

 

Los recipientes de plástico y vidrio, por el contrario, suelen ser buenos para ir a la papelera de reciclaje si han sido enjuagados. Por otro lado, las bolsas de plástico son un dolor de cabeza porque tienden a salirse fuera de la cinta transportadora durante el procesamiento y obstruyen los demás procesos.

 

Además, los vasos de papel que compramos en realidad están recubiertos con plástico, lo que significa que no se pueden procesar correctamente con papel o plástico y no se puede reciclar. Fuera de esto, todos los residuos de papel sí son reciclables.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir