Toallitas húmedas: Nos encantan y facilitan la vida pero son grave amenaza

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
25 de Marzo de 2015 a las 10:41
Compartir Twittear Compartir
Toallitas húmedas: Nos encantan y facilitan la vida pero son grave amenaza

Las toallitas húmedas las usamos para muchas cosas, pero casi siempre terminan en el mismo lugar: el inodoro. Pero lo que quizá la mayoría nosotros no sabe es que, al hacerlo, estamos causando un daño grave en los sistemas de desagües y en el medio ambiente.

 

Un informe reciente de una ONG británica afirma que la presencia de toallitas húmedas usadas en las playas británicas aumentó en 50% en el último año.

 

Según reporta el New York Times, la ciudad de Nueva York ha gastado más de US$18 millones de dólares para resolver problemas en sus plantas de tratamiento de aguas a causa de estas toallitas. Más cerca, en Ecuador, hace ya dos años, una empresa de agua pública pidió a los ciudadanos que no arrojasen las toallas húmedas al inodoro por los problemas que estaban generando en las estaciones depuradoras.

 

 

toallita 2

Foto: BP

 

 

Pero, ¿por qué son tan nocivas? Los paños húmedos están diseñados para durar. En contraste con el papel común, cuando están húmedas mantienen su estructura y no se deshacen cuando las restregamos. Esto quiere decir que no se rompen dentro del sistema de desagüe. Están hechas de una fibra natural como algodón o una sustancia sintética como poliéster.

 

Los empaques llevan advertencias pero están en letra chica y en la parte de atrás del paquete. En ella especifican que no se deben tirar en el inodoro. A partir de ahora, tomemos más conciencia.

 

Lo bueno es que hay alternativas. Algunos padres usan algodón o toallitas de bambú que pueden lavarse y reutilizarse. También hay toallitas hechas mayormente de fibras naturales.

 

 

FUENTE: BBC


Compartir Twittear Compartir