Trump reactiva construcción de oleoductos que podrían contaminar territorio de nativos americanos

Contaminación y Salud Ambiental

Por Sophimania Redacción
25 de Enero de 2017 a las 14:49
Compartir Twittear Compartir
Trump reactiva construcción de oleoductos que podrían contaminar territorio de nativos americanos
Foto: Common Dreams

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acaba de firmar un orden para acelerar la terminación de los proyectos de construcción de Keystone XL (KXL) y Dakota Access Pipeline (DAPL).

Trump dijo que estos proyectos DAPL estarían "sujeto a términos y condiciones negociados por nosotros" y que "vamos a renegociar algunos de los términos" para Keystone XL, informó Reuters. Las órdenes fueron firmadas antes de los reporteros en la Oficina Oval, y todavía no está claro cuándo se reanudarán los proyectos.

DAPL, proyecto que recorrería 1.882 kilómetros a través de Dakota del Norte, Dakota del Sur, Iowa e Illinois, y transportaría entre 470.000 a 570.000 barriles de crudo por día, fue detenido en diciembre de 2016, cuando el Departamento del Ejército anunció que era se le negaba la aprobación a una construcción de tubería que iría bajo el lago Oahe de Dakota del Norte.

Esta construcción amenazaría (de haber fugas) el suministro de agua de la reserva en la que vive la tribu Sioux Rock. Debido a ello y a la masiva acción de los activistas nativos y aliados, los oficiales del ejército acordaron que se necesitaba más investigación para evaluar el impacto ambiental de DAPL.

"Está claro que hay más trabajo por hacer", dijo Jo-Ellen Darcy, secretaria asistente del Ejército para obras civiles, en un comunicado. "La mejor manera de completar ese trabajo de manera responsable, es explorar rutas alternativas para el cruce del oleoducto".

Por otro lado, el proyecto de la KXL, un gasoducto de 8.000 millones de dólares que se extendería 1.897 kilómetros desde Canadá a la costa del Golfo de Texas y transportaría cerca de 830.000 barriles diarios de crudo, fue bloqueado por el entonces presidente Barack Obama en 2015. Obama explicó que KXL no contribuiría significativamente a la economía estadounidense y que su instalación reforzaría la dependencia de los combustibles fósiles, debilitando la lucha contra el cambio climático.

Otra acción ejecutiva emitida por Trump decretó que el acero estadounidense sería utilizado para construir los oleoductos, una iniciativa que prometió crear miles de empleos para los trabajadores del acero.  Sin embargo, los requisitos de mano de obra de KXL fueron descritos como "relativamente menores" en una evaluación de 2013 por el Departamento de Estado. Según el informe, el proyecto KXL generaría solo 35 empleos permanentes y 15 trabajos temporales, "principalmente para inspecciones de rutina, mantenimiento y reparaciones", y que el impacto socioeconómico sería "insignificante". Es decir, esta es una medida populista (dar trabajo) que enmascara intereses económicos empresariales.

 

FUENTE: Live Science


#estados unidos #pueblos indigenas #oleoducto
Compartir Twittear Compartir