Animales radioactivos: Detectan que aves y animales silvestres han poblado la zona de desastre de Chernobyl

Energía, Aire y Océanos

Por Sophimania Redacción
27 de Abril de 2014 a las 13:25
Compartir Twittear Compartir
Animales radioactivos: Detectan que aves y animales silvestres han poblado la zona de desastre de Chernobyl

Casi tres décadas después de la mayor catástrofe nuclear de la historia, esta región en gran parte desocupada, es la primera en preservar la vida silvestre radiactiva del mundo.

Tanto en los animales como en las personas, la radiación destruye los genes. Incluso pequeñas dosis pueden romper los frágiles hilos de ADN y provocar errores de copia que dan lugar a mutaciones perjudiciales o mortíferas. Sin embargo, las grandes dosis de radiación no pudieron superar la capacidad de superviviencia de los animales que habitan hoy los alrededores de la ex central nuclear Chernobyl, el lugar donde ocurrió el mayor accidente nuclear civil de la historia.

La zona de exclusión de Chernobyl, de aproximadamente 2.600 kilómetros cuadrados, es del tamaño de Luxemburgo y podría considerarse fácilmente el mayor refugio de vida silvestre en Europa. Entre las especies que deambulan por la zona se puede encontrar a los caballos de Przewalski, una raza salvaje muy poco frecuente en Europa, pastoreando sin ser molestados.

Los caballos fueron introducidos artificialmente para probar la vida silvestre en un ambiente radiactivo, y su población se multiplicó de forma espectacular, superando los 100 animales. Ahora han disminuido a 17, pero no fue la radiación lo que los mató. Fueron cazadores furtivos, junto con los ataques de los depredadores que han regresado en vigor a la reserva, incluyendo lobos, raramente visto en otras partes del continente.

 

 

ESTE VIDEO MUESTRA COMO SE ENCUENTRA LA ZONA DEL DESASTRE LUEGO DE 28 AÑOS, Y COMO LOS ANIMALES SE HAN IDO ADAPTANDO A SU NUEVO MEDIO AMBIENTE, LIBRE DE HUMANOS.

 

Por otra parte, las aves en la zona de exclusión alrededor de Chernobyl se están adaptando a - e incluso beneficiándose por - la exposición a largo plazo a la radiación.

Es extraño. Un invento del ser humano desoló la zona. Pero décadas después, la naturaleza se recupera... precisamente porque el ser humano ha desaparecido. ¿Significa esto que la salvación del planeta pasa por la desaparición del ser humano como especie? La Zona de Exclusión de Chernobyl se puede tomar como una metáfora de lo que ocurrirá en el futuro.

 

¿CÓMO FUE EL ACCIDENTE?

Durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esta central nuclear produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior

Es así que en 1986 una gran zona de Ucrania se convirtió de manera inesperada en una especie de laboratorio en el que animales y personas han sido sometidos a fuertes dosis de radiación durante largos periodos de tiempo. Los resultados de los trabajos que se efectúan en ese laboratorio son sorprendentes.

 

CHERNOBYL 2

LOS CABALLOS DE PRZEWALSKI, EN ESTADO SALVAJE, SE ENCUENTRAN EN TAN SÓLO UNAS POCOS RESERVAS NATURALES, INCLUYENDO LA ZONA DE EXCLUSIÓN DE CHERNOBYL. EN 1998, 31 CABALLOS DE PRZEWALSKI FUERON TRASLADADOS A LA ZONA, OCHO MURIERON DURANTE EL TRANSPORTE O POCO DESPUÉS, PERO LOS 23 CABALLOS RESTANTES LLEGARON A PROCREAR.

 

Muchas personas creían que los animales que viven allí iban a tener dos cabezas o cuatro ojos o iban a emitir una luz fluorescente. Pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que, como el hombre no pisa el lugar, la naturaleza se expande sin cortapisas, sin ningún obstáculo, sin la influencia del ser humano. Naturaleza radiactiva, sí, pero también salvaje.

Antes de derrumbarse en la revuelta Maidan que sacudió Ucrania a principios de este año, el gobierno del entonces presidente Viktor Yanukovich había considerado nombrar Chernobyl reserva de la biosfera.
Independientemente de las etiquetas oficiales.

"Los estudios previos de la vida silvestre en Chernobyl mostraron que la exposición de radiación crónica agotan los antioxidantes y aumentan el daño oxidativo. Ahora encontramos lo contrario, que los niveles de antioxidantes aumentaron y el estrés oxidativo disminuyó con el aumento de la radiación de fondo", dijo el Dr. Ismael Galván, del Consejo Superior Español de Investigaciones Científicas.

Los investigadores capturaron 152 aves de 16 especies en ocho sitios dentro y alrededor de la zona de exclusión de Chernóbil. Se midieron los niveles de radiación en cada sitio, y además se recolectaron muestras de plumas y sangre de cada ave.

 

CHERNOBYL

DENTRO DE UNA ESCUELA ABANDONADA EN LA VILLA DE KOBACH, EN LA ZONA DE EXCLUSION DE CHERNOBYL, SE PUEDE LEER EN UNA HOJA DE PAPEL: "RECOMENDACIÓN MEDICA"

 

Los resultados revelaron que con el aumento de la radiación, los niveles de glutatión (un antioxidante natural) de las aves aumentaron y el estrés oxidativo y los daños del ADN disminuyeron.

Finalmente, el fotógrafo especializado en naturaleza Sergey Gaschak, afirma que luego que unas 300.000 personas evacuaran de la zona en 1986, los animales no sólo están sobreviviendo, sino que sus poblaciones se están recuperando, ya que las tierras dedicadas a agricultura y pasto quedaron abandonadas y se han convertido en humedales y en bosques.

Gaschak lleva fotografiando animales en Chernóbil desde 1995, y asegura que ha podido observar linces, nutrias, búhos reales, caballos de Przewalski, murciélagos e incluso huellas de osos pardos. "Deberíamos crear más santuarios de este tipo... sin que sea necesario pasar por otro accidente nuclear", reflexiona, como intentando persuadir a las generaciones futuras a que tomen conciencia de la obligación de proteger el medio ambiente sin necesidad de esperar a que ocurran tragedias irreparables y gravísimas tanto para el ser humano como para la vida silvestre.

 

FUENTE: IBTIMES

 

 


Compartir Twittear Compartir