Baño convierte orina en electricidad (VIDEO)

Energía, Aire y Océanos

Por Sophimania Redacción
20 de Abril de 2015 a las 12:07
Compartir Twittear Compartir
Baño convierte orina en electricidad (VIDEO)

Un grupo de estudiantes de la Universidad del Oeste de Inglaterra han desarrollado un sistema que genera electricidad a partir de unos microbios que se alimentan de la orina. El urinario que han inventado genera energía suficiente con el uso para iluminar el foco de una habitación.

Pee Power se llama el inodoro que genera electricidad a partir de la orina, cuyo primer prototipo ya fue instalado en el campus de la Universidad del Oeste de Inglaterra, establecimiento en el que se gestó este descubrimiento gracias a un grupo de científicos que estudian los distintos usos que se le pueden dar a este deshecho orgánico. Se trata del mismo equipo que produjo un cargador para teléfonos celulares que funciona con orina y que fue apoyado por el propio Bill Gates.

“Este invento podría suponer un importante paso en los hogares e incluso en instalaciones públicas o grandes edificios, como centros de convenciones que reciben millones de visitantes (con sus inevitables necesidades fisiológicas). Esta tecnología es tan verde como parece, ya que no se necesita utilizar combustibles fósiles y se está utilizando con eficacia un producto de desecho que existe en abundancia”, dijo Ioannis Ieropoulos, responsable de la investigación.

 

 

UWE Bristol

 

 

El objetivo final, sin embargo, es desarrollar y perfeccionar el proceso de producir suficiente energía como para cargar una batería, y en el futuro, instalarse en los baños domésticos para aprovechar la orina y producir suficiente electricidad para permitir la iluminación en las instancias de una casa, disfrutar de agua caliente y utilizar pequeños electrodomésticos.

Para generar energía, los científicos introdujeron en el fondo del inodoro lo que se conoce como células de combustible microbianas, o MFC, cuyos microbios se alimentan de deshechos como la orina para mantenerse y crecer; y a su vez producen electrones que se convierten en energía. Entonces, cada vez que una persona entra a orinar, los microbios se alimentan y producen luz. Y lo mejor de todo es que es un sistema autorenovable, ya que cuantos más desperdicios coman los microbios, más energía puede generar el sistema y durante más tiempo.

A pesar de ser una idea novedosa y verdaderamente ecológica, algunos han cuestionado su viabilidad económica. Sin embargo, hasta que el desarrollo de la tecnología finalice, no se podrá conocer la respuesta con total seguridad. Aún así, queda patente que Urine-tricity, en principio, sería una parte excelente de la solución a los problemas de saneamiento y electricidad en zonas remotas o en núcleos poblacionales carentes de infraestructuras para tales fines. No obstante, su rápida implementación y escalabilidad dependerá de los costes que supongan en la práctica.

 

 

FUENTES: Reuters, Unocero


Compartir Twittear Compartir