Europa pone en debate el uso del fracking

Energía, Aire y Océanos

Por Sophimania Redacción
23 de Enero de 2014 a las 13:31
Compartir Twittear Compartir
Europa pone en debate el uso del fracking

El fracking es una técnica de perforación relativamente nueva que ha facilitado y potenciado la extracción de gas y petróleo del subsuelo. Sin embargo, muchas autoridades, entre ellas la Unión Europea han expresado sus reparos en cuanto al uso de dicha técnica ya que utiliza insumos químicos que podrían afectar el medio ambiente.

El día de ayer, 22 de Enero, la Comisión Europea emitió un comunicado en el que ha recomendado a los países que adopten medidas para proteger el medio ambiente de los riesgos que conllevan las extracciones de gas "esquisto" mediante fractura hidráulica (fracking), a la vez que reconoce los beneficios que puede tener su uso en Europa.

"El gas esquisto está alimentando esperanzas en algunas partes de Europa, pero también es una fuente de preocupación pública", afirmó el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

energia combustibles fracking

Pozo de exploración de 'shale gas' de la empresa BNK en Gapowo (Polonia)/FOTO: BNK

El ente regulador de las políticas públicas de la Unión Europea no ha emitido restricción alguna acerca del uso del fracking, sino que, permite a cada país legislar acerca de la polémica técnica de extracción, la que se está haciendo muy popular en Europa.

En Burgos y País Vasco, comunidades de España, hay seis permisos concedidos para investigar las reservas de gas no convencional por medio del fracking, en cambio en Cantabria, también comunidad española, se aprobó por unanimidad una ley  que veta el fracking en su territorio.

Además de aquellas actualmente, también existen explotaciones de gas esquisto, en su fase de prospección o explotación, en Dinamarca, Alemania, Polonia, Rumanía, Suecia y el Reino Unido, y por el momento no hay producción comercial del mismo en dichos países.

También se han concedido licencias para este tipo de extracción en España, Hungría, Holanda y Portugal.

En el Reino Unido, dos perforaciones del tipo fracking fueron paralizadas por la opinión pública después de que una de ellas perforó sobre una falla y provocó pequeños sismos de 2,3 grados de intensidad en la escala Richter.

La recomendación no implica una obligación para los países, aunque estos están invitados a implementarla en los próximos seis meses y a informar anualmente de su cumplimiento.

 

FUENTE: El Mundo  El Diario Montanés


Compartir Twittear Compartir