Iceberg de 6000 kms2 se desprende de la Antártida

Energía, Aire y Océanos

Por Sophimania Redacción
25 de Septiembre de 2017 a las 23:48
Compartir Twittear Compartir
Iceberg de 6000 kms2 se desprende de la Antártida
El iceberg A-68 se podría dirigir al Atlántico Sur. Foto: ESA

Un inmenso iceberg llamado A-68 se ha separado finalmente de la plataforma de hielo antártica. Durante las últimas semanas se le observó moviéndose de un lado a otro y ahora las imágenes satelitales indican que el bloque de cerca de 6.000 kilómetros cuadrados se está moviendo hacia el Mar de Weddell.

Un amplio tramo de agua fresca se abrió entre el extremo sur del iceberg y el resto de la barrera de hielo Larsen, lo que sugiere que A-68 está a punto de girar y dirigirse al norte, junto con las corrientes de Weddell.

Los expertos polares esperan que el bloque de billones de toneladas de hielo se separe totalmente del borde del estante hasta que alcance el gran movimiento hacia el este de las aguas oceánicas conocido como la Corriente Circumpolar Antártica. Esto haría que uno de los mayores icebergs jamás registrados termine en el Atlántico Sur.

Sin embargo aún no se sabe con certeza la exacta trayectoria de A-68. El iceberg ya muestra evidencia de fragmentación en sus bordes, pedazos que flotan cerca del iceberg pero que con el tiempo se separarán. Además es totalmente posible que segmentos grandes puedan anclarse en aguas poco profundas y convertirse en "islas de hielo" semipermanentes.

A-68 nació hace unas semanas (a mitad del invierno) y se requirieron satélites, como la nave espacial Sentinel-1 de Europa (con su capacidad única de perforar las nubes y la oscuridad) para seguir la pista del gigante bloque de hielo.

Ahora que los días sean más largos en el Antártico, las oportunidades están abriéndose cada vez más para que los satélites ópticos de alta resolución puedan observar de cerca el estado del iceberg. Ya las nuevas imágenes de la nave española Deimos-2 muestran cómo los bordes afilados iniciales de la esquina norte-occidental del bloque se han perdido.

Por otro lado, los científicos no se limitan a mirar el iceberg; también siguen supervisando la plataforma de hielo de Larsen. Están revisando para ver si su comportamiento ha cambiado desde que el iceberg se desprendió.

La barrera de hielo Larsen es la protrusión flotante de donde los glaciares se desprenden, y la expulsión de una sección tan grande podría potencialmente desencadenar fracturas adicionales o un cambio en la velocidad del flujo de hielo. Hasta ahora, sin embargo, hay poca evidencia de que alguna de ambas cosas ocurra.

Cuando A-68 se aleje de su posición de nacimiento, revelará el fondo marino que probablemente ha estado cubierto de hielo durante 120.000 años, durante el pico de la última fase cálida de la historia de la Tierra conocida como Eemiense.

El área ya ha ganado el estatus de protección de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR). Esto otorga a los científicos acceso prioritario y mantiene la actividad pesquera a raya durante un mínimo de dos años.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, BBC

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#antartida #iceberg #a68
Compartir Twittear Compartir