Comienzan a nacer más elefantes sin colmillos debido al tráfico de marfil

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
2 de Diciembre de 2016 a las 10:07
Compartir Twittear Compartir
Comienzan a nacer más elefantes sin colmillos debido al tráfico de marfil
Foto: Internet

Casi una tercera parte de los elefantes africanos han sido ilegalmente cazados por cazadores furtivos en los últimos diez años para satisfacer la demanda de marfil en Asia, donde todavía existe un comercio en auge del material, particularmente en China.

¿Por qué es tan valioso el colmillo del elefante? El marfil es uno de los recursos más valiosos del planeta. Durante los últimos años en el mercado negro una libra de marfil vale aproximadamente $ 1500 y un solo colmillo puede pesar más de 250 libras. El marfil se compone de dentina y esmalte y se encuentra solo en los dientes y colmillos de animales como la morsa, la ballena Narwhal y el elefante.

El colmillo no se puede simplemente cortar porque más de un tercio del colmillo está incrustado en el cráneo del elefante, por lo que es “más práctico” deshacerse del animal para los cazadores. El cuerno de un rinoceronte, por el contrario, está hecho de keratina, y no tiene arterias en su interior, lo que hace más fácil removerlo de un corte sin perjudicar al animal.

Elefantes sin colmillos

Alrededor de 144.000 elefantes murieron entre 2007 y 2014, dejando a la especie en peligro de extinción en algunas zonas. Mientras tanto, las poblaciones de elefantes africanos que sobreviven casi ya no desarrollan colmillos, como sus primos asiáticos, advierte Joyce Poole, cofundador de la ONG Elephant Voices y que lleva 40 años estudiando a los elefantes en África. La investigadora explica que es normal que ciertas hembras nazcan sin colmillos, pero la caza furtiva lo está fomentando.

En algunas zonas, el 98 % de los elefantes hembra no tienen colmillos, en comparación con entre dos y seis % de los nacidos sin colmillos en promedio en el pasado. Para Poole hay una correlación directa entre la intensidad de la caza furtiva y el porcentaje de hembras nacidas sin colmillos en algunos de los rebaños a los que da seguimiento.

En el Parque Nacional de la Gorongosa en Mozambique, el 90 % de los elefantes fueron sacrificados entre 1977 y 1992, durante la guerra civil del país. Poole dijo que debido a que los cazadores furtivos se dirigen solo a animales con colmillos, solo se reproducen las hembras que no tienen colmillos (que son la mitad de las hembras de más de 35 años que hay en la actualidad), por los que pasan ese gen a su descendencia. "Las hembras que no tienen colmillos tienen más probabilidades de producir descendencia sin colmillos", explica.

El ejemplo más llamativo es el Addo Elephant National Park en Sudáfrica, donde el 98 % de los elefantes no tienen marfil. Los cazadores de caza mataron a todos menos a 11 elefantes cuando el parque fue creado en 1931. Cuatro de las ocho hembras supervivientes no tenían colmillos. En 2008, los científicos encontraron que, incluso, los elefantes que todavía tenían colmillos, estos eran la mitad del tamaño original que se espera para la especie.  

Sin embargo, este descenso en la cantidad de elefantas con colmillos no viene de ahora. Una investigación realizada por el Queen Elizabeth National Park, Uganda en 2005, mostró que el 15% de las hembras y el 9% de los machos del parque nacieron sin colmillos. En 1930, la cifra de los elefantes masculinos y femeninos sin colmillos era solo del 1%. Para los expertos una mutación genética es la responsable de que algunos elefantes no los tengan. Ahora vemos que solo estos han sobrevivido al ataque de los cazadores.  

Aunque suena como una medida de autorregulación, no se trata de un salto evolutivo por selección natural, ya que este tipo de cambios demoran muchos años en ser visibles. En este caso, hablamos de selección “artificial” creada por los seres humanos, como cuando se seleccionan ciertos brotes de plantas o como en el caso de las razas de los perros.              

Aunque no tener colmillos puede proteger a los elefantes de la caza furtiva, no es lo ideal, ya que los colmillos se utilizan para sacar comida y buscar agua, para desenterrar árboles y ramas y moverlos alrededor, para la autodefensa y para la exhibición sexual, según reporte de la BBC.

Los elefantes sin colmillos tienen menos acceso a alimentos variados que son necesarios para mantener los niveles de energía adecuados. Su aptitud sexual también se reduce, ya que no puede competir por las hembras contra los individuos varones con colmillos. Por lo tanto, esta no es una adaptación que sea positiva necesariamente para los elefantes, es más, no se trata de una adaptación, sino que simplemente ya no quedan tantos elefantes con colmillos que se reproduzcan.

 

FUENTES: Independent, Snopes, Kota Foundation


#elefantes #colmillos #marfil
Compartir Twittear Compartir