El menospreciado pasto influye más en la vida silvestre de la Tierra de lo que la mayoría cree

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
15 de Diciembre de 2016 a las 21:24
Compartir Twittear Compartir
El menospreciado pasto influye más en la vida silvestre de la Tierra de lo que la mayoría cree
Foto: internet

El pasto cubre un cuarto de toda la superficie de la tierra, sosteniendo muchos hábitats. Hay pastos pequeñitos y pastizales enormes y su aparición varía de lugar en lugar. 

Por ejemplo, el pasto de elefante del noreste de la India es uno de los más altos, alcanzando alturas de hasta cuatro metros, y pertenece a la familia de las gramíneas, como todas las formas de pastos y hierba que conocemos.

Las gramíneas, a diferencia de la mayoría de las otras plantas, han evolucionado para crecer no desde sus puntas, sino desde sus raíces, por lo que es casi indestructible. Si bien es el forraje perfecto para los animales, su estrategia de crecimiento ingenioso les permite recuperarse rápidamente. Este atributo también les permite sobrevivir a los incendios, temperaturas de congelación, sequía e incluso inundaciones.

En el sur de África, el equipo de Planet Earth II filmó la inundación de uno de los prados más notables. Cada año, las lluvias desembocan en Botswana, transformando más de 12.000 kilómetros cuadrados de hábitat de pastizales en un pantano, pero las hierbas crecen tan rápido que sus hojas pueden levantarse sobre el agua hacia la luz del sol.

Otro caso curioso es el de las praderas naturales, que se producen donde la lluvia es demasiado esporádica para que los bosques crezcan. Sin embargo, cuando los paisajes se modifican mediante la agricultura, las hierbas también tienden a dominar.

En verano, los prados ingleses antiguos se convierten en el equivalente en miniatura de bosques fructíferos para los ratones de la cosecha locales, donde se adentran para recoger semillas. Este roedor es el más pequeño de Gran Bretaña, su cola mide la misma longitud que su cabeza y cuerpo combinados, permitiéndole navegar por los tallos de hierba, como un mono araña que se mueve a través de la selva amazónica.

La hierba domina grandes franjas de nuestro planeta, desde el ecuador caliente hasta el Círculo Ártico helado. A medida que se acerca el invierno, las praderas de américa del norte comienzan a congelarse, pero las hierbas omnipresentes siguen desempeñando un papel fundamental en la supervivencia del bisonte. Durante los días de verano, el bisonte puede acceder fácilmente a los brotes verdes, pero a medida que la temperatura baja, un metro de nieve puede tapar su comida. Así que cada bisonte tendrá que convertirse en un arado de nieve, con el fin de llegar a los tallos de hierba nutritiva por debajo.

El pasto se ha arrastrado por todo nuestro planeta y ha llegado a dominar la vida de muchos animales.

 

FUENTE: BBC


#hierba #pasto
Compartir Twittear Compartir