Ecosistemas de hace 555 millones de años eran más complejos de lo que se pensaba

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
30 de Noviembre de 2015 a las 23:02
Compartir Twittear Compartir
Ecosistemas de hace 555 millones de años eran más complejos de lo que se pensaba

Científicos, canadienses, norteamericanos y británicos, trabajaron con fósiles de Tribrachidium, un animal extremadamente primitivo que vivía en los océanos terrestres hace cerca de 555 millones de años y concluyeron que esta primera forma compleja de vida formaba parte, en realidad, de un ecosistema mucho más complejo de lo que se creía hasta ahora. El estudio se publica en Science Advances.

Utilizando una técnica llamada Dinámica de fluidos computacional, los investigadores fueron capaces de ver cómo Tribrachidium era capaz de subsistir a base de pequeñas partículas suspendidas en el agua, una forma de alimentación que hasta ahora no había sido documentada en organismos de ese lejano período.

Tribrachidium vivió durante una época llamada Período Ediacárico, que abarca entre hace 635 y 541 millones de años y que se caracterizó por tener una gran variedad de organismos grandes y complejos que, en la mayor parte de los casos, resultan muy difíciles de emparentar con alguna especie de la actualidad. 

El nuevo estudio sugiere que eran muy capaces de alimentarse de formas muy diferentes e inesperadas, aunque se pensaba que estos organismos formaban ecosistemas muy simples y que se caracterizaban por apenas unos pocos modos de alimentación.

Simon Darroch, profesor de la Universidad de Vanderbilt, explica que "durante muchos años, los científicos hemos asumido que los organismos complejos más antiguos de la Tierra, que vivieron hace más de quinientos millones de años, solo se alimentaban de una o dos maneras diferentes. Pero nuestro estudio ha demostrado que eso no es cierto, ya que Tribrachidium, y quizá otras especies de su entorno, eran capaces de alimentarse de partículas en suspensión. Y eso demuestra, en contra de lo que esperábamos, que algunos de los primeros ecosistemas eran, en realidad, bastante complejos".

La aplicación de tecnologías de vanguardia, como la exploración por TAC (Tomografía Axial Computerizada), y la Dinámica de fluidos computacional, ha permitido determinar cómo este organismo extinguido se alimentaba realmente.

Con esas simulaciones, los científicos pudieron poner a prueba las varias teorías existentes sobre la alimentación de Tribrachidium. Y la técnica ha demostrado ser válida para mejorar nuestra comprensión de muchos otros organismos extintos.


FUENTE: ABC


#science #vida #animal #advance #ecosistema #complejo
Compartir Twittear Compartir