Ecuador: descubren rana que puede cambiar su forma a voluntad

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
27 de Marzo de 2015 a las 11:09
Compartir Twittear Compartir
Ecuador: descubren rana que puede cambiar su forma a voluntad

Una rana en el bosque nublado andino occidental de Ecuador cambia la textura de su piel en cuestión de minutos. Originalmente descubierto por un estudiante de la Universidad Case Western Reserve, la nueva especie (llamada mutabilis Pristimantis) se cree que es el primer anfibio en tener la capacidad de cambiar de forma. Esto fue publicado en el Zoological Journal of the Linnean Society.

 

En la imagen podemos ver cómo la textura de la piel cambia de altamente tuberculosa a casi lisa, también cambia el tamaño relativo de los tubérculos en el párpado, labio inferior, dorso y extremidades.  Las ranas se encuentran en la Reserva Las Gralarias, una reserva natural creada originalmente para proteger las aves en peligro de extinción en la Parroquia de Mindo, en el centro-norte de Ecuador.

 

Los investigadores, Katherine y Tim Krynak, y sus colegas de la Universidad Indoamérica y Tropical Herping (Ecuador) son coautores de un manuscrito que describe el nuevo animal y la plasticidad de la textura de su piel.

 

Ellos creen que sus hallazgos tienen amplias implicaciones para comprender cómo son estas  especies.  Katherine Krynak cree que la capacidad de cambiar la textura de la piel le permite a esta rana ayudarse a sí misma a camuflarse de aves y otros depredadores. "Las espinas y coloración ayudan a mezclarse en los hábitats de musgo, por lo que es difícil verlas".

 

 

ranita 2

Foto: FUTURITY

 

 

Durante tres años, un equipo de colegas biólogos estudió las ranas. Encontraron que los animales son capaces de cambiar la textura de su piel en un poco más de tres minutos. Juan M. Guayasamín, de la Universidad Tecnológica Indoamérica, Ecuador, el primer autor del manuscrito, realizó los análisis morfológicos y genéticos que muestran que P. mutabilis era una especie única y no descrita. Por otro lado, Carl R. Hutter, de la Universidad de Kansas, estudió las llamadas de la rana, buscando indicios que las diferencien de otras especies de la zona. Finalmente, Jamie Culebras, ayudó con el trabajo de campo y fue capaz de localizar una segunda población de la especie.

 

Guayasamín y Hutter descubireron que las P. sobetes, otra especie similar, tienen la misma capacidad de cambiar el tamaño y forma cuando se sienten intimidades por un depredador.

 

Los expertos tienen planes de seguir identificando especies de este tipo y documentar comportamientos extraños en esta población de anfibios. Todo ello en un esfuerzo para mejorar el conocimiento y posterior capacidad para conservar esta especie de paradigma cambiante. Además, esperan discernir si hay más especies con la capacidad de cambiar la textura de la piel y poder identificar un ancestro común.

 

Hasta ahora, P. mutabilis y P. sobetes son las únicas especies dentro de esta rama de las ranas Pristimantis que parecen tener esta capacidad.

 

 

FUENTE: Futurity


Compartir Twittear Compartir