El lado oscuro de los inteligentes y graciosos delfines

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
5 de Febrero de 2016 a las 11:26
Compartir Twittear Compartir
El lado oscuro de los inteligentes y graciosos delfines

Crédito: Brandon Cole

 

Es mundialmente conocido que los delfines son inteligentes. Hay una gran cantidad de estudios científicos que respaldan esto. La mayoría de ellos se centran en el tipo más común y conocido de delfines: los nariz de botella.

Una de las investigaciones más interesantes es una de 2001 donde dos delfines nariz de botella en el acuario de Nueva York aprobaron la "prueba del espejo". Este estudio probó que los delfines pueden reconocerse a sí mismos, al menos hasta cierto grado, algo que solo algunas especies pueden hacer.

"Los delfines son muy inteligentes, pero al igual que los seres humanos pueden ser desagradables", dice Richard Connor, de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth y co-director de la Alianza Dolphin Research.

Cuando se trata de la época de cría, existe una gran competencia por las hembras. En la década de 1980, Connor y sus colegas fueron los primeros en documentar un delfín macho siendo agresivo con una manada de hembras fértiles de Australia en Shark Bay.

p03hdj83.jpg

                                                                                   BBC


Las hembras eran “pastoreadas” mientras trataban de escapar. Uno de estos eventos de “pastoreo” comienza cuando dos o tres machos capturan una hembra, según los autores. Luego van juntando más hembras y las persiguen bloqueándoles el camino, hasta por 7 kilómetros.  Con el tiempo se hizo evidente que los machos se asocian con frecuencia para este tipo de eventos, pudiendo congregar hasta 14 machos.

La resistencia de las hembras podría deberse a la violencia con la que los machos las reúnen. Pero no es la única oportunidad en que los delfines se muestran violentos. Durante 1996 y 1997, 37 jóvenes delfines fueron encontrados muertos en las costas de Virginia. Una autopsia reveló que la causa de muerte había sido “severo trauma por objeto contundente".

Las lesiones las tenían principalmente en la cabeza y en el pecho, y tenían múltiples fracturas de costillas, laceraciones pulmonares y contusiones de tejidos blandos, según se lee en el estudio publicado en 2002.

Encontraron pruebas de que los responsables de dicho acto habían sido delfines adultos. Se ha observado delfines adultos golpear delfines bebés para que mueran y así causar un nuevo estado de celo en las madres. En 2013, los investigadores vieron delfines machos atacan a un bebé recién nacido cerca de las costas de Virginia.

Las hembras, entonces, se aparean con varios machos para así evitar que los machos maten a las crías por pensar que no son sus hijos. De esta manera aseguran la supervivencia de sus crías.

Otro comportamiento inquietante de los delfines tiene que ver con la alta tasa de endogamia, que es mayor a la esperada por azar. Un análisis de paternidad de 2004, encontró que la población de Shark Bay practicaba incesto. Un macho, conocido como BJA, fue padre en 1978 y luego se apareó con su propia hija en 1993, 15 años después.

 

 

FUENTE: BBC


#delfines #inteligencia #agresion
Compartir Twittear Compartir