Encuentran el primer corazón fosilizado de la historia

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
25 de Abril de 2016 a las 08:16
Compartir Twittear Compartir
Encuentran el primer corazón fosilizado de la historia
John Maisey/American Museum of Natural History

Un nuevo descubrimiento publicado en la revista eLife, muestra el corazón fosilizado perfectamente conservada de un pez de 113-119 millones de años de edad, de Brasil, llamado  Rhacolepis. Este es el primer corazón fosilizado de animal prehistórico.

El material orgánico suave decae rápidamente después de la muerte, por lo que los órganos se destruyen casi inmediatamente después de la muerte del animal. Pero ciertos fósiles raros, llamados Konservat laggerstätten (que significa "lugar de almacenamiento '), están conformados por un rápido enterramiento en condiciones químicas especiales. Estos depósitos pueden mantener una gama de tejidos blandos en buen estado.

La captación de imagen mediante tomografía de sincrotrón (abajo) muestra el corazón (izquierda) y una sección transversal a través de las válvulas del corazón que muestra (derecha, flechas blancas). El descubrimiento de los tejidos blandos conservados completos como los órganos internos enteros en un fósil es como el Santo Grial para los paleontólogos. Tales hallazgos podrían contribuir a la comprensión de los patrones evolutivos de órganos internos blandos.

image-20160412-21956-1c1z2e7.jpg
Maldanis et al. (2016)

En el año 2000, un grupo de científicos de Estados Unidos afirmó haber encontrado un corazón conservado en un dinosaurio apodado Willo, un Thescelosaurus. Sin embargo, trabajos recientes han desmentido esta afirmación. El nuevo descubrimiento fue hecho por imágenes de un fósil todavía sepultado dentro de piedra caliza, mediante tomografía de rayos X. El software permite restaurar digitalmente las características del órgano. El corazón del Rhacolepis fue restaurado digitalmente por tomografía y a partir de imágenes estudiadas en secciones transversales a través de la roca. El detalle claro del cono arterioso y el bulbo en la parte superior del corazón, muestra un patrón de cinco filas de las válvulas.

Este método ha sido ampliamente aplicado en paleontología en la última década más o menos para revelar muchas estructuras de tejido blando intrincados en fósiles, incluyendo el cerebro conservado de un pez de 300 millones de años de edad, en América del Norte.

El Rhacolepis es un pez que pertenece a una familia completamente extinta, el Pachyrhizodontidae. Esta es la primera vez que los científicos tienen datos para estudiar la anatomía en detalle de un corazón fosilizado en un grupo extinto de peces.

 

 

FUENTE: Science Alert


#corazon #paleontología
Compartir Twittear Compartir