Estudio: Penes más largos impulsan el desarrollo de cerebros más grandes en peces hembra

Naturaleza y Animales

Por Sophimania Redacción
9 de Diciembre de 2016 a las 11:39
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Penes más largos impulsan el desarrollo de cerebros más grandes en peces hembra
Foto: Stuart Hay/ANU

El desarrollo de órganos masculinos más largos induce a las hembras a desarrollar cerebros más grandes que les permiten escapar de machos insistentes. El hallazgo se publicó en Proceedings of the Royal Society B.

El apareamiento de los peces mosquitos tiene poco de cortejo. El macho suele forzar a la hembra a copular hasta mil veces al día. Utiliza una aleta anal modificada para introducir el esperma en la hembra.

En este tipo de sistema de apareamiento se asemeja a la relación que existe entre depredadores y las presas, que involucra una competencia evolutiva donde las adaptaciones de un lado están estrechamente emparejadas con las adaptaciones del otro. Por ejemplo, los depredadores de cerebro grande tienden a buscar presas de cerebro grande, ya que los dos tratan de superar a los demás.

Séverine Buechel y sus colegas de la Universidad de Estocolmo en Suecia se preguntaron si una relación similar estaba ocurriendo entre peces mosquitos machos y hembras. ¿Las hembras evolucionan cerebros más grandes para defenderse contra los machos, y los varones desarrollan cerebros más grandes como respuesta?

Los investigadores encontraron que al fomentar el crecimiento de los penes de los machos, las hembras desarrollaban cerebros más grandes. Sin embargo,  los cerebros de los machos no se hicieron más grandes al mismo tiempo.

El acoso por parte de los machos plantea muchos riesgos para las hembras: lesiones, transmisión de enfermedades y menores tasas de supervivencia de los hijos, por ejemplo. Tener un cerebro más grande podría ayudarlas a prestar más atención a su entorno y poder escaparse.

En el caso de estos peces, parece que las rutinas de apareamiento están generando mayor evolución cerebral. Por lo general se hacen más estudios sobre la elección de las hembras, pero en este caso se trata de un tipo de apareamiento que se asemeja más a la caza. "Dependiendo de qué estrategia de apareamiento se haya adoptado, la evolución del cerebro podría haber ido en diferentes direcciones", dice Buechel.

A pesar de que es una idea interesante, este experimento fue hecho en laboratorio y no permite concluir que esto es lo que sucede en la naturaleza. Los cambios evolutivos no suceden de un día para otro.

 

FUENTE: New Scientist


#cerebro #peces #evolucion #pene
Compartir Twittear Compartir